CUMBRE UNIÓN EUROPEA-AMÉRICA LATINA

El Gobierno de Venezuela condena los rumores de golpe contra Chávez

La oposición asegura que hay 'ruido de sables' en Caracas

Cinco semanas después del golpe militar del 11 de abril, el Gobierno venezolano, a través de su vicepresidente, José Vicente Rangel, hizo ayer un llamamiento para que los ciudadanos no hagan caso de los rumores de un nuevo golpe de Estado. 'Existen lamentablemente sectores que están apostando permanentemente a la violencia', dijo Rangel, que responsabilizó a esos sectores de la 'emboscada' de la que fue objeto el jueves y que le impidió acudir a un encuentro de la liga nacional de comerciantes Consecomercio en Valencia, al oeste de Caracas.

El mismo vicepresidente Rangel advirtió hace una semana que grupos conspiradores están preparando un supuesto 'magnicidio' contra Chávez y alertó sobre una posible guerra civil cuando fue interpelado en la comisión parlamentaria que investiga los trágicos sucesos ocurridos entre el 11 y 14 de abril. Tras el golpe, el presidente Chávez prometió rectificaciones y cambios en el Gobierno. Hasta ahora sólo ha designado dos ministros nuevos en el área económica, Tobías Nóbrega y Felipe Pérez.

Más información
Prisión contra Carmona, ex presidente del Gobierno que quiso derrocar a Chávez
El empresario Pedro Carmona pide asilo político en la embajada de Colombia

Entre el sector de militares descontentos circulan panfletos de los denominados 'comacates' (comandantes, mayores, capitanes y tenientes), en los que se da un ultimátum a Chávez para que salga de la Presidencia.

En opinión de Rangel, 'hay que tratar de normalizar la situación institucional y política del país. Hay que aislar a los violentos, estén donde estén'.

Desde el día en el que Chávez partió hacia Madrid para participar en la II Cumbre entre la UE e Iberoamérica no han cesado en Venezuela los rumores sobre otro supuesto golpe de Estado. Ayer, el vicealmirante Héctor Ramírez Pérez, uno de los altos oficiales implicados en el fallido golpe cívico-militar contra Chávez, negó que hubiera 'conspirado' y vaticinó un 'conflicto mayor' en el país si el Gobierno 'no aplica políticas de cambio'.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

'Nunca he conspirado ni conspiraré', dijo Ramírez Pérez ante la comisión especial de la Asamblea Nacional de Venezuela que analiza las causas que llevaron al golpe de Estado. El vicealmirante negó que haya habido un golpe de Estado y señaló que su 'actuación' 'evitó un mayor derramamiento de sangre'.

También aseguró que apoyó la instalación del 'Gobierno transitorio' del empresario Pedro Carmona para llenar el 'vacío de poder' generado por la supuesta renuncia de Chávez al poder, anunciada por el jefe del Alto Mando militar, el general en jefe Lucas Rincón. Chávez ha negado sistemáticamente que renunciara al cargo y sostiene que entre las madrugadas de los días 12 y 14 estuvo detenido por los presuntos golpistas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS