Los alumnos de Filología Catalana protestan en Alicante contra las 'descalificaciones' de Tarancón

La protesta fue ruidosa, lúdica y poética. Al grito de 'Zaplana, president, aprén la llengua de la gent', más de 200 estudiantes de Filología Catalana de la Universidad de Alicante se concentraron ayer ante la sede de la Consejería de Educación para criticar 'los ataques y descalificaciones', de los políticos del PP. La manifestación surgió a raíz del decreto del consejero de Educación, Manuel Tarancón, que obligará a estos docentes a acreditar por otras vías sus conocimientos de valenciano, y deja la titulación académica en un segundo plano.

Los alumnos leyeron textos de Sanchis Guarner, Joan Fuster y Vicent Andrés Estellés, entre otros, y acto seguido presentaron un manifesto contra los planes del consejero de Educación. En este comunicado los estudiantes acusan a algunos políticos de 'utilizar la lengua para ganar votos, y muestran una desconsideración fragante hacia los profesionales de la lengua', como los filólogos, traductores y lingüistas.

Los alumnos dicen que están 'hartos' de esta situación, y consideran que la no inclusión de la titulación de Filología Catalana para obtener la acreditación docente de valenciano es 'una paradoja acientífica, que roza la broma de mal gusto'. Para el colectivo, las declaraciones de Manuel Tarancón son 'una falta de respeto evidente' hacia ellos, y consideran que el PP ha pasado 'del menfotisme lingüístic a aplicar la mala fe'. Los alumnos indican en el manifiesto que 'la incoherencia desemboca en estupidez supina, ya que son los licenciados en Filologia Catalana los examinadores en los exámenes de la Junta Qualificadora de Coneixements del Valencià'. Por su lado, la secretaria de cultura y política lingüística del PSPV, Isabel Escudero, calificó ayer de 'despropósito intencionado' y un 'síntoma de debilidad absoluta' la propuesta de Tarancón.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS