Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arrestados cuando robaban en coches de Alcorcón dos menores de 'la banda del chupete'

La conocida banda del chupete de Alcorcón (un grupo de menores que roba en el interior de vehículos y a los viandantes) ha reaparecido tras cuatro meses de parón. Dos integrantes de este grupo, de 16 años, han sido detenidos por agentes de la comisaría de Alcorcón después de que éstos les sorprendieran in fraganti mientras robaban altavoces y cargadores de discos compactos en tres coches aparcados en la calle de Berlín, según fuentes policiales. Los arrestados utilizaron palanquetas de gran tamaño para reventar las puertas de los automóviles o romper las lunas.

La banda del chupete, o de los Pumuki, comenzó sus andanzas delictivas en el barrio de Leganés Norte, tras ser realojados del barrio marginal de Las Mimbreras, en el distrito madrileño de Latina. Los vecinos leganenses se manifestaron por la inseguridad que vivían por los frecuentes robos y destrozos en los portales, y el Instituto de Realojo e Integración Social decidió trasladar a la avenida de Villaviciosa, en Alcorcón, a las familias más problemáticas para frenar la queja vecinal.

Desde entonces se reprodujeron en Alcorcón los problemas vividos en Leganés. El pasado febrero, la Comisión de Tutela del Gobierno regional asumió la tutela de tres hermanos menores, de 7, 10 y 13 años, que integraban la banda, y la tranquilidad pareció regresar al barrio.

Sin embargo, este fin de semana otros dos menores del grupo decidieron continuar con sus fechorías y reventaron tres coches aparcados en la calle de Berlín, cerca de sus domicilios. Los vecinos de esta zona avisaron de inmediato a la policía. Dos motoristas llegaron en el momento en el que los menores estaban dentro de un coche, desmontando el aparato de música. Al ver la presencia de los agentes, los chavales salieron corriendo, pero fueron detenidos a los pocos metros. Uno de ellos llevaba la cara cubierta con una braga militar, según fuentes policiales.

Los agentes informaron de la detención al fiscal de Menores, tras lo cual fueron puestos en libertad bajo la custodia de su madre y su abuela.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de mayo de 2002