Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | Freno a la violencia

La policía detiene a cuatro 'ultrasur'

Los agentes les identificaron por los vídeos grabados antes del Madrid-Barça

Cuatro integrantes del grupo radical Ultras Sur han sido detenidos estos días por agentes del Grupo de Violencia en el Deporte de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Son acusados de protagonizar los disturbios previos al Madrid-Barcelona, de la Liga de Campeones, el pasado miércoles. Los agentes han utilizado los vídeos de televisión y de la policía para identificar a las personas que alentaron los disturbios tras explotar un coche bomba colocado por ETA frente al edificio Torre Europa.

Los detenidos se encuentran, según informó el Ministerio del Interior, en la comisaría de Moratalaz. Se trata de Álvaro Cadenas Rodríguez, considerado por la policía como el número dos del entramado de Ultras Sur. Los agentes de Información y sus propios compañeros de peña le tachan de 'extremadamente violento'. Ha sido detenido en tres ocasiones por robo con intimidación, difundir en Bonn (Alemania) distintivos de organizaciones fascistas y neonazis en un viaje para presenciar un partido del Madrid y por un delito de atentado, lesiones, resistencia y desobediencia grave a un agente en Majadahonda. Por estas causas, ocurridas en septiembre de 1999, fue ingresado en prisión y, al ser detenido, se le requisaron 138 entradas del partido de Liga entre el Madrid y el Deportivo de ese año.

El segundo detenido es Alberto Ayala Cantalicio, considerado presunto cabecilla del grupo de ideología neonazi Juventudes de Canillejas, un barrio del distrito madrileño de San Blas. Fue detenido el pasado 5 de marzo por esta causa por el grupo de Tribus Urbanas de la Jefatura de Policía de Madrid.

Juventudes de Canillejas saltó a los medios de comunicación en marzo al ser detenidos cuatro integrantes, acusados de pintadas xenófobas y de poseer banderas con simbología nazi, propaganda, cintas de vídeo, libros, camisetas y un ordenador con información nazi. Entre ellos figuraba Fernando L. P., el creador de la página web de Juventudes de Canillejas en Internet. 'Debemos asegurar la existencia de nuestra raza y un futuro para los niños blancos' era una de las proclamas de la página.

El tercer detenido, Luis Noguerol García, fue identificado por la Policía lanzando objetos contra vehículos policiales: rompió una marquesina y lanzó una valla contra un furgón policial en los incidentes del 1 de mayo en los exteriores del estadio Bernabéu. Fue arrestado el 12 de abril de 2000 con una pegatina con la leyenda R. K. Terror Permanente y una cruz gamada con la inscripción Rommel Korp.

El último arrestado, José Carlos Santos Cerrato, fue detenido el 5 de abril de 2000 en Chamartín, junto a otros miembros de Ultras Sur, como integrante del autodenominado Rommel Korp. Éstos propinaron, según Interior, una paliza a un joven que portaba una bufanda de un equipo rival. Los médicos dictaminaron en principio que la víctima podría quedar parapléjico a causa de las lesiones que le habían propinado.

Fuentes de la investigación señalaron que se esperan más arrestos en los próximos días. Se ha identificado a más seguidores radicales del Madrid a través de las imágenes grabadas durante los disturbios. Estas detenciones se unen a las cinco que se produjeron durante el partido por los disturbios, por lanzar bengalas y por apedrear el autocar del Barça.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de mayo de 2002