Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

Ocho proyectos compiten por diseñar el área olímpica del Parque del Manzanares

Expertos en instalaciones deportivas presentan sus proyectos para el complejo olímpico del Parque Lineal del Manzanares

Madrid está a punto de decidir cómo será su primera instalación olímpica. La oficina Madrid 2012, encargada de preparar la ciudad como candidata a sede de los Juegos de ese año, ha decidido construir en primer lugar un gran centro de deporte en el futuro Parque Lineal del Manzanares, que contará fundamentalmente con un enorme complejo destinado al tenis; en él, además de las pruebas olímpicas, se disputará el torneo internacional Madrid Masters Series. Para decidir cómo debe ser este recinto deportivo, la Empresa Municipal del Suelo (EMS) ha convocado un concurso de ideas.

Ocho estudios de arquitectura de reconocida fama mundial han acudido a la llama de Madrid 2012 y han presentado sus proyectos: son Dominique Perrault, Carlos Ferrater y Alberto Peñín, Eisenman Architects, Tonet Sunyer, Mansilla y Tuñón Arquitectos, Jerónimo Junquera, Julio Touza y Rafael de la Hoz. El lunes y el martes próximos, los concursantes explicarán al consejo de administración de la EMS el alcance y características de sus propuestas sobre la documentación entregada. A estas sesiones están invitados los grupos políticos, que podrán asistir acompañados de dos técnicos asesores. Cada estudio de arquitectura contará con media hora para realizar su exposición y, a continuación, deberá someterse a 10 minutos de explicaciones.

El futuro recinto acogerá el torneo internacional de tenis Madrid Masters Series

La inversión prevista para esta área de ocio y deportiva es de 156 millones de euros

La oposición municipal teme que el centro se convierta en un 'chiringuito privado'

A la vista de los informes, la EMS dictará, probablemente antes de fin de mes, el fallo del concurso, que tendrá en cuenta cinco puntos: adecuación funcional del centro de deportes; racionalidad desde el punto de vista técnico-económico y plazo de ejecución; adecuación del proyecto tanto en el entramado urbano como en el Parque del Manzanares; singularidad y calidad del diseño, y, por último, gestión y mantenimiento de las instalaciones.

Los grupos municipales de PSOE e IU se muestran reticentes a la creación de este centro de alto rendimiento de tenis en el Parque Lineal del Manzanares, una zona verde que el Ayuntamiento va a levantar entre el nudo sur de la M-30 y el límite del término municipal a ambos lados del río. El PSOE apoya el estudio de viabilidad, pero teme que el centro se convierta en un 'chiringuito privado'. IU considera que se debería haber dado prioridad a otras instalaciones deportivas. 'Por ejemplo, las piscinas', señala Inés Sabanés, portavoz municipal de IU.

El Parque Lineal del Manzanares es uno de los grandes proyectos del Ayuntamiento de Madrid, de cuyo desarrollo se encarga la EMS desde noviembre de 1998. El plan contempla la recuperación y transformación, en un enclave de ocio y entretenimiento, de lo que el Consistorio califica como 'una zona desestructurada y olvidada' con una extensión de 4,8 millones de metros cuadrados (480 hectáreas).

La EMS pagó más de 1,2 millones de euros (200 millones de pesetas) en 1998 al arquitecto Ricardo Bofill para que se encargara del proyecto de urbanización y dirigiese las obras del Parque Lineal. La contratación fue duramente censurada por PSOE e IU. Pero la Concejalía de Urbanismo salió al paso de estas críticas: 'La EMS no tiene técnicos para dirigir las obras y contrata habitualmente fuera esos trabajos. En este caso, además, el contrato está totalmente justificado porque ya en la legislatura anterior se le encargó [a Bofill] el plan director del parque. Parece sensato que las ideas de ese plan las materialice el mismo que las ha diseñado. No hay que olvidar que se quieren promover proyectos de calidad en el sur de la capital', concluyó Urbanismo.

La inversión prevista para todo el complejo de ocio y deportivo -156 millones de euros (más de 25.000 millones de pesetas)- dará lugar a una de las mayores zonas verdes de la ciudad. El proyecto de obras fue aprobado por la comisión de gobierno municipal en octubre de 2000, e incluye numerosas actividades deportivas en un polideportivo de alta competición con una superficie de 12 hectáreas.

Según el plan, el eje de la instalación es un centro de alto rendimiento de tenis de primer nivel, incluso para competición de tenis olímpico. Este centro deberá cumplir, según recoge el documento de la EMS, los requisitos exigidos por los organismos oficiales competentes, como el Comité Olímpico Internacional (COI), la Federación Internacional de Tenis, el Comité Olímpico Español (COE) y la Federación Nacional de Tenis.

A grandes rasgos, los ocho proyectos arquitectónicos que concursan son los siguientes:

- Dominique Perrault. Ha diseñado una envoltura que se abre y se transforma siguiendo los usos del complejo deportivo. Trabaja sobre dos supuestos: las instalaciones destinadas a grandes acontecimientos y las reservadas para los ciudadanos.

- Ferrater y Peñín. Su propuesta es que esta zona pueda funcionar como parque abierto o como recinto cerrado para competición. Una plaza en pendiente para 10.000 espectadores es la puerta principal del centro. El estadio tiene una capacidad para 12.000 personas, ampliable a 15.000.

- Peter Eisenman. El diseño de este arquitecto está basado en los modelos utilizados en los Juegos Olímpicos de Atenas y Sydney. Propone una fase inicial con capacidad para 12.000 asientos en la pista principal, a la que se pueden añadir más. También hay una sala de usos múltiples para otros deportes.

- Tonet Sunyer. Planea dos pabellones cubiertos. La pista central contaría con una cubierta deslizante de 115 metros de longitud por 90 metros de anchura. El espacio de mayor superficie tiene tres pistas de tenis.

- Mansilla y Tuñón. En su opinión, el complejo deportivo no debe limitarse a un equipamiento donde poder disputar un torneo de tenis. Por eso, proponen una extensa plataforma que puede acoger usos cambiantes.

- Jerónimo Junquera. Propone un complejo deportivo multifuncional bajo rasante donde se organizarán con independencia las zonas de ocio y deportivas. La cubierta del pabellón principal está formada por dos superficies esféricas unidas por un arco común.

- Julio Touza. Concibe un conjunto en el que se disponen pistas de competición-entrenamiento organizadas a través de una trama ortogonal. Este carácter horizontal se ve acentuado porque las piezas están construidas levantando el terreno.

- Rafael de la Hoz. Ha diseñado un recinto multiusos, ya que, en su opinión, el Madrid Masters Series, que se disputará en estas instalaciones, obliga a cubrir no sólo el pabellón sino también los estadios secundarios y determinadas áreas de espectadores. La obra de este proyecto se realizará con materiales naturales reciclados, que permiten hacer compatibles economía y ecología.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de mayo de 2002