Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Respuesta de Savater

Solamente una vez, como canta Nat King Cole y no como cuenta Haro Tecglen, he escrito sobre el anuncio de la mesa redonda en la que éste iba a participar junto a Peper Rei: al referir mi propia jornada del 25 de abril en 'Un día cualquiera' [EL PAÍS, 29-4- 2002]. Me alivia de veras saber que no acudió a ella, por las razones que fueran. Aunque Haro sea tan pluralista que le da igual compartir coloquio con Pepe Rei o las páginas de este diario conmigo, yo -que lo soy mucho menos- aún le considero distinto y me alegro de saberle distante del notorio agitprop proetarra. En cuanto a cómo llegó a mis manos el folleto que anunciaba el encuentro, la respuesta es muy sencilla: me lo envió como una circular más la Asociación contra la Tortura, de la que soy socio fundador y cuyas cuotas sigo pagando religiosamente aunque promocione de vez en cuando mesas antibelicistas tan peculiares como ésta.

Por lo demás, estoy bastante de acuerdo con Haro en los males que traen los 'antis'. Sin ir más lejos, los certificados de buena conducta política que se han extendido y se siguen extendiendo en nuestro país por ser 'antifranquista' y luego 'antiyanqui' han causado efectos colaterales altamente dañinos para la democracia. En el País Vasco los padecemos todos los días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de mayo de 2002