Interior ordena a los cuerpos de seguridad que colaboren más

Los últimos datos sobre la criminalidad en la Comunidad Valenciana han movilizado al Gobierno central, que ha anunciado un plan de choque para mitigar el número de infracciones penales. El delegado del Gobierno, Francisco Camps, anunció ayer en Alicante que Interior ha ordenado intensificar la colaboración entre las distintas fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para atajar los altos índices de delincuencia, que en la provincia de Alicante son especialmente alarmantes. 'No se puede negar que existe inseguridad', dijo Camps.

El delegado informó además de que el Gobierno central reforzará la plantilla policial de las tres provincias con 370 agentes más de la Policía Nacional y 162 de la Guardia Civil. Camps se trasladó ayer a la capital para abordar con el subdelegado del Gobierno, Luis Garrido, el alcalde de la capital, Luis Díaz Alperi y el edil de Seguridad, Francisco Zaragoza, el asunto que en estos momentos más inquieta a los ciudadanos alicantinos: la inseguridad ciudadana.

Camps consideró que el continuo trasvase de información entre los distintos cuerpos y el análisis conjunto de los resultados obtenidos permitirá una perfecta coordinación que inmediatamente se traduciría en una mayor eficacia policial. Alperi añadió que los máximos responsables de la Policía Nacional y Local se reunirán cada 20 días para analizar los resultados.

Mientras, el portavoz socialista en las Cortes, Joaquim Puig, anunció que su grupo va a pedir que se agilice el debate de las iniciativas referidas a la inseguridad ciudadana, por considerar que la situación 'cada vez es más crítica'. Por su parte, la portavoz municipal en Valencia, Ana Noguera, pidió que Interior considere a la ciudad objetivo 'prioritario', ante el 'alarmante' incremento de la delincuencia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS