Ibarretxe teme que la ilegalización de Batasuna genere más terrorismo

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, califica de 'incontrolable' el escenario que se abrirá en Euskadi con la ilegalización de Batasuna que pretende el Gobierno del PP y teme que se genere 'más violencia'. En un encuentro informal en Madrid con los periodistas, tras la presentación de su biografía escrita por el periodista vasco Javier Ortiz, Ibarretxe manifestó su rechazo a la Ley de Partidos Políticos que quiere el PP porque va a detener 'el desmoronamiento social del entorno de ETA'.

Recordó que en las elecciones vascas del pasado mayo, Batasuna perdió la mitad de sus votos y expresó su convencimiento de que en las elecciones municipales el desmoronamiento del entorno de ETA iba a ser aún mayor. De ahí que estimase ayer que la ilegalización de Batasuna 'va a ser un balón de oxígeno para ETA' por-que el entorno de la banda, ante el peligro, 'se apiñará'. También denunció la 'división política' que esta ilegalización 'ya está generando entre los partidos democráticos vascos'. 'Es la sociedad quien tiene que ilegalizarle con la derrota en las urnas y no por la vía de los decretos', señaló en la Cadena SER, donde fue entrevistado a primera hora de la mañana.

Más información

El lehendakari también está convencido de que Batasuna podrá burlar la Ley de Partidos por la vía de multiplicar las agrupaciones de electores en la preparación de candidaturas para las elecciones municipales vascas y que incluso, la situación de acoso que vivirán, les permitirá engrosar sus filas con gentes que ya se habían alejado de su ámbito por su rechazo al terrorismo de ETA.

Ibarretxe fue muy crítico con el presidente del Gobierno, José María Aznar, al que contempla 'lanzado' en su iniciativa de ilegalizar Batasuna, sin analizar sus consecuencias políticas. 'Aznar pasará a la historia como un político que habla mucho, pero que escucha muy poco', dijo, para censurar su rechazo al diálogo tanto con él como con el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero. 'Tal y como están las cosas, debíamos hablar tres veces por semana y lo hacemos tres veces cada diez años'. Aseguró que desde el pasado 30 de julio no se ha reunido ni hablado con Aznar.

Acusó al presidente del Gobierno de ejercer el poder con una 'política autoritaria, con una visión desencaminada de la realidad y trasladando una visión equivocada no tanto a Euskadi como a España'. 'En Euskadi está probado que las tesis de Aznar no son aceptadas mayoritariamente por la sociedad vasca. Aznar es, sobre todo, un problema para España porque está trasladando a la sociedad española a un camino sin salida'.

El jefe del Ejecutivo vasco confirmó que no tiene previsto en esta legislatura plantear iniciativas de celebración de un referéndum. Ibarretxe condicionó esa posibilidad a dos premisas hoy inexistentes: la recuperación de la confianza política de los partidos y la mejoría del clima político en Euskadi. El lehendakari apoyó la iniciativa de aprobar manifiestos contra la violencia para aislar a Batasuna en los municipios vascos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 25 de abril de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50