Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El edil de Cultura de Alicante contrató a firmas instrumentales

La concejal Sánchez Brufal asegura que alguna de las empresas estaba en quiebra técnica

Pedro Romero, concejal de Cultura y portavoz del gobierno local de Alica, del PP, se valió de empresas instrumentales y en quiebra técnica para prestar el servicio municipal de Las noches del castillo, unas cenas con espectáculo musical que cada verano organiza el departamento municipal de Cultura en la emblemática fortaleza alicantina de Santa Bárbara. Así lo denunció ayer la concejal socialista Carmen Sánchez Brufal después de indagar en los registros públicos la situación mercantil de las firmas contratadas por Romero. Éste declinó ayer responder a la edil.

Para Sánchez Brufal, el concejal de Cultura no sólo se ha saltado todos los cauces admistrativos en las contrataciones de Las noches del castillo adjudicando a dedo los servicios, sino que se ha valido de empresas instrumentales -alguna de ellas no tiene personal contratado ni inmovilizado- y de firmas que han estado declaradas en quiebra técnica y que buena parte de sus ingresos provienen de la Concejalía de Cultura de Alicante.

El Ayuntamiento de Alicante desembolsó en 2001 más de 250.000 euros para financiar Las noches del castillo, más del doble que el año anterior. La organización de los actos se contrató por decreto a tres empresas vinculadas entre sí (Estudio de Creación Gente, Alicante Publicidad y Márqueting y Palco) y de las actuaciones musicales se hicieron cargo una asesoría fiscal de Getafe (Madrid) y la mercantil madrileña Sol Producciones. Tras bucear en los registros mercantiles, Sánchez Brufal aseguró ayer que tanto Alicante Publicidad y Márqueting como Palco no disponen de un solo euro en inmovilizado. 'No tienen ni una silla, ni un fax, y todo su activo es circulante', recalcó. 'Son empresas instrumentales', aclaró. Pese a ello, la concejal del PSPV denunció que Pedro Romero justificó oficialmente la contratación pública con esas empresas por su experiencia en el sector.

Sánchez Brufal ya denunció el pasado septiembre que Romero había pagado de más a estas empresas. El caché de los artistas contratados está inflado, dijo entonces la concejal de la oposición. Romero quitó hierro a estas denuncias y sólo admitió 'un error administrativo'. Ese error le llevó a pagar a Sol Producciones 9.616 (1,6 millones de pesetas) más de la cuenta.

Ante la evidencia, Romero mostró un documento bancario que enmendaba el error: un ingreso de Sol Producciones que devolvía el dinero cobrado indebidamente.

El PP, con mayoría absoluta en el Consistorio, rechazó la petición socialista de constituir una comisión especial para investigar las contrataciones del departamento de Romero. Pero Sánchez Brufal anunció entonces que seguiría investigando. Como conclusiones de sus pesquisas, la edil explicó ayer que Romero ha contratado con mercantiles instrumentales sin recursos humanos ni técnicos que 'bien parecen empresas comisionistas'.

Tras conocer la denuncia de Sánchez Brufal, Romero dijo ayer que se trata de 'un tema superado'. 'No tengo relación con esas empresas ni tengo nada que decir'. Por su parte, el administrador de una de las mercantiles citadas por Sánchez Brufal, Pedro Picatoste, desmintió los hechos denunciados por la concejal y aseguró que todo responde 'a la propaganda' que esta edil quiere hacerse en su afán por ser la candidata de su partido a la alcaldía de la ciudad. Picatoste remarcó que todos los contratos de su empresa con la Concejalía de Cultura son legales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de abril de 2002