Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ASCENSO DE LA ULTRADERECHA EN FRANCIA

No habrá debate televisado entre los dos candidatos

Por primera vez desde 1974 no habrá debate televisado entre los dos finalistas de la elección presidencial en Francia. Jacques Chirac aprovechó ayer un mitin en la ciudad de Rennes para anunciar su rechazo a debatir con Le Pen: 'Nunca he aceptado en el pasado la alianza con el Frente Nacional y, cualquiera que sea el precio político, no aceptaré mañana debatir con su representante', porque no hay debate posible 'frente a la intolerancia y al odio'.

El presidente acepta que el riesgo de este rechazo engorde el victimismo de Le Pen, que tanto juego le dio durante la precampaña electoral, cuando el líder extremista denunció una operación chiraquista destinada a bloquear la recogida de las 500 firmas de cargos electos, indispensables para presentarse a la elección.

Chirac se habría arriesgado mucho si hubiera aceptado un debate en el que Le Pen le habría arrinconado, lanzándole toda suerte de acusaciones de corrupción y envolviéndose en sus recursos demagógicos, puesto que el ultraderechista no tiene nada que perder. La negativa al debate fue decidida tras dos días de discusiones en el equipo de campaña chiraquista, cuyo director, Antoine Rufenacht, defendía que se celebrara 'porque es conforme a nuestras tradiciones republicanas', frente al equipo de El Elíseo, mucho más pragmático que el bondadoso director de campaña.

La ausencia de este enfrentamiento televisado -calificado por Le Pen como 'un robo penoso'- fuerza al ultraderechista a montar una campaña relámpago y a duplicar los esfuerzos para hacerse oír. Chirac no quiere ni necesita desgastarse ante una segunda vuelta de las presidenciales en la que casi todas las fuerzas políticas de Francia le apoyan frente a Le Pen. La única excepción significativa es la de Lucha Obrera y su candidata a las presidenciales, Arlette Laguiller, tenaz en su política sectaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de abril de 2002