Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'número dos' de Hacienda considera 'falsas' las imputaciones y no dimitirá

El secretario de Estado de Hacienda, Estanislao Rodríguez Ponga, indicó ayer que considera 'absolutamente falsas' las imputaciones vertidas en el escrito del fiscal Anticorrupción y aseguró que no dimitirá. El portavoz del Ejecutivo, Pío Cabanillas, reiteró que el número dos de Hacienda 'tiene el respaldo del Gobierno' y pidió que se respecte la presunción de inocencia, mientras el PP acusó al PSOE, que pide la dimisión de Rodríguez Ponga, de presionar a la justicia.

Rodríguez Ponga subrayó que el fiscal no le imputa ningún delito, tras recordar su relación laboral en el BBV desde noviembre de 1992 hasta febrero de 1997 'como un empleado más de la asesoría fiscal, sujeto a convenio colectivo' y, por tanto, añadió, desconocía la existencia del llamado caso BBV. Señaló que por las fechas en las que trabajó y por la función que desempeñó 'no participó ni pudo participar en la elaboración del llamado Manual de Productos Fiduciarios, que ni siquiera conocía'. Siempre trabajó en la asesoría fiscal de la matriz del BBV SA, que era una asesoría fiscal interna que no prestaba asesoramiento a clientes, añadió.

La asesoría fiscal de la que formaba parte estudió las repercusiones fiscales de la compra del Banco Probursa, a través de una sociedad de Puerto Rico, desde la perspectiva de la legislación tributaria española, sin tomar ninguna decisión al respecto, según dijo. Rodríguez Ponga aseguró que no conoció 'ninguna irregularidad en esta operación' y tildó de 'calumnioso' cualquier intento de relacionarlo con el narcotráfico.

Por su parte, los diputados del PP Vicente Martínez Pujalte y Rafael Hernando acusaron a la Fiscalía Anticorrupción de actuar 'al dictado' y en 'connivencia' con el PSOE y de facilitar a los socialistas 'información privilegiada'. Martínez Pujalte reconoció 'no querer pensar' que dicha información podría proceder de la secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Trinidad Jiménez, que es 'familia directa' del fiscal jefe Anticorrupción, Carlos Jiménez Villarejo. Ambos insinuaron que la Fiscalía Anticorrupción haría 'mejor' en investigar 'la trama de cuentas secretas del PSOE en el BBVA'.

Mientras, los grupos socialista, vasco y de IU respaldaron en el Congreso una iniciativa del Grupo Mixto para reclamar conjuntamente la destitución de Ponga. Además, PSOE reclamará hoy al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que presente su dimisión si todavía no ha anunciado la decisión de destituir a su número dos en el Ministerio. Pero el secretario general del PP, Javier Arenas, recordó que Rodríguez Ponga 'no está imputado'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de abril de 2002