Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Josef Nadj coreografía en su 'Woyzec' el sufrimiento humano

El Teatro Principal de Vitoria acoge mañana (20.30) la primera, y de momento única, representación en Euskadi de Woyzec o un boceto de vértigo. La obra, original de Georg Büchner, cuenta con Josef Nadj como adaptador, coreógrafo, bailarín y director en una adaptación libre que también recalará en Pamplona (jueves, Teatro Gayarre), Soria, Burgos, Segovia y Salamanca.

Esas cinco ciudades acogerán una coproducción del Centro Coreográfico Nacional de Orleáns y del Teatro Nacional de Bretaña-Rennes, que cuenta con música de Aladar Racz y con la plasticidad de siete bailarines. Sus movimientos recrean, a lo largo de una hora, una historia de celos, crímenes pasionales, vidas agobiantes y sufrimientos centrada en Woyzec, un soldado que acepta trabajos de todo tipo para obtener ingresos con los que subsistir él, su novia Marie y su hijo.

Josef Nadj, responsable de este Woyzec o un boceto de vértigo, gusta de obtener inspiración en obras literarias y fundó en 1986 la compañía Théâtre Jel, al frente de la cual puso en escena 12 montajes. Instruido en Historia del Arte y de la Música, en sus creaciones se funde danza, teatro y otras suertes de expresión corporal. Desde 1995, el coreógrafo yugoslavo dirige el Centro Coreográfico Nacional de Orleáns, con el que mantiene ocho espectáculos en gira.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de abril de 2002