Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA

'En el Bernabéu tienes que ser un poco caradura'

La zancada de goma de Iván Helguera (Santander, 1975) va camino de convertirse en un clásico madridista. Sea como central o como medio centro.

Pregunta. Si no hubiera sido por el gol, ¿cómo cree que se habría juzgado su partido contra el Bayern?

Respuesta. He metido algún gol en situaciones en que el córner queda en nada, el rechace va a nosotros, volvemos a abrir a banda y se repite el centro. Ahí es cuando la defensa de los rivales sale y yo juego entre salir y quedarme.

P. ¿ Cómo se siente junto a Hierro?

R. Muy bien. Dicen que Fernando y yo somos muy parecidos. Pero Pavón también es muy parecido a nosotros. Es alto, de envergadura grande, quizá no tenga el desplazamiento de Fernando o el mío, pero tiene las características nuestras.

'Si jugasen con dos puntas, para dos hombres altos y quizá lentos, como Hierro y yo, nos costaría'

P. ¿Se reparten trabajo?

R. La mayoría de nuestros rivales juegan con un punta, nada más. De ahí que no necesitamos un jugador tan rápido. Si jugasen con dos, para dos hombres altos y quizá lentos como Fernando y yo, nos costaría. Pero para jugar contra un punta, entre los dos tácticamente nos arreglamos bien. Para encimar al delantero nos repartimos por zona y la mayoría de las veces es Hierro el que va de cabeza, porque le gusta. Pero los dos vamos bien por arriba.

P. ¿Por qué va tanto al suelo cuando corta?

R. Lo mejor no es ir al suelo. Pero si la veo clara lo mejor es ir al suelo. Aunque no te lleves el balón lo mejor es hacer falta.

P. ¿Por qué juega tanto de primera?

R. A veces arriesgas en defensa para posibilitar un contraataque. Quizá fallas algún pase. Sí, pero yo prefiero echarla fuera y arriesgar que esperar mucho para pasarla al pie y que el equipo contrario se coloque. La gente a veces se fastidia por eso pero a mí me da exactamente igual.

P. La gente rumorea.

R. Muchos grandes futbolistas no han triunfado en el Real Madrid por sentir esos rumores del público. Hay que pasar de ellos totalmente. El Bernabéu pita a los futbolistas de talla que no se entregan, porque no lo necesitan, y a los que se entregan muchísimo porque no tienen otra cosa que dar. Quieren al futbolista perfecto. Pero tienes que ser un poco caradura. Como si no le gustas a las 90.000 personas, ni a los periodistas. Te tienes que gustar a ti.

P. ¿Cree que el miércoles el Barça saldrá más agresivo que en Liga?

R. Defensivamente van a intentar jugar mucho mejor porque ahora un gol es muy importante. Se probó en Múnich. Van a tener miedo de que les metamos un gol pero son un poco como el Madrid: no saben jugar a la defensiva. No se van a echar atrás como en Atenas porque es muy diferente jugar el primer partido en casa. Allí la gente quiere ver fútbol. Al Barça le habría gustado mucho mucho jugar su primer partido fuera para contenerse en ataque.

P. ¿Le gusta el tridente?

R. Es como aquí: Raúl, Figo y Zidane, ¿pueden jugar juntos? Pues claro. A mí evidentemente el que más me gusta es Kluivert. Porque cubre muy bien el balón, tiene calidad, remata muy bien de primera, sabe cuándo la tiene que controlar, controla muy bien y juega para el equipo. Juega bien tácticamente. Abre huecos. Si me tuviera que traer uno al Madrid me traería a Kluivert.

P. ¿Cómo lo pararon en Liga?

R. El Barça busca la cabeza de Kluivert. Así que Hierro y Pavón le cubrieron por detrás y yo, que jugué solo en el medio, por delante. Lo que pasa es que Luis Enrique se mete mucho y tuve que seguirle. Una de las claves fue que con Makelele jugamos bien tácticamente. Los demás se fueron arriba, incluso los laterales. Cocu ahora quizá sabe que no está tan bien y no se atrevió a subir tanto. Por eso no le dio trabajo a Makelele, que se acercaba a mí. Luego a la hora de atacar me quedé solo. No subí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de abril de 2002