Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MERCADOS

Temporada de fusiones

El sector de la construcción se reagrupa y anima a la Bolsa

Los ajustes accionariales en el sector de la construcción han favorecido a la Bolsa española, que consigue la segunda subida semanal más importante de este año. En el exterior, sólo las expectativas sobre los beneficios de las empresas estadounidenses conseguían atraer a los inversores.

El Ibex 35 ha ganado en esta última semana el 4,90%, la segunda subida en importancia de este ejercicio. El índice general de la Bolsa de Madrid ha subido el 4,48% y en ambos casos se dejan atrás la pérdidas acumuladas en el conjunto del ejercicio.

Estas subidas de los indicadores bursátiles han sido posibles, en primer lugar, por el buen ambiente que se había generado en torno a los resultados trimestrales de las empresas estadounidenses, y a pesar de que el presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, echó un jarro de agua fría sobre los mercados al poner en duda la solidez de la recuperación económica.

En el caso español, el sector de la construcción ha tenido un papel relevante en estas subidas debido a las operaciones de agrupamiento de sociedades puesto en marcha.

El grupo FCC anunciaba al principio de la semana la absorción de la cementera Valderrivas y el pasado jueves se anunciaba la venta por parte del Banco SCH del 23,5% de las acciones de Dragados a la constructora ACS, que pasa a tomar el control del grupo.

Las constructoras españolas están a punto de cerrar un ciclo de máxima actividad que ha durado varios años y que las ha puesto en el punto de mira de los grandes grupos internacionales, de ahí que busquen ganar tamaño a toda prisa.

En lo que respecta a los inversores, además de tomar posiciones en las empresas en trance de fusión, se han apresurado a buscar las piezas sueltas que quedan en el sector y que ahora parecen mucho más sensibles a cualquier intento de compra.

Junto con el sector de la construcción, en esta semana se ha visto favorecido el bancario, sobre todo el Banco SCH que ha obtenido unas sustanciosas plusvalías por la venta del paquete de Dragados. La situacion de los dos grandes bancos españoles era bastante delicada debido a la situación en Argentina y a la ralentización de la recuperación de la economía.

Los 900 millones de euros que ha supuesto la venta del 23,5% de Dragados tuvo una incidencia inmediata en el precio de las acciones del Banco SCH, que subió el 2,69% en la sesión y el 7,72% en el conjunto de la semana, lo que eleva la ganancia anual al 9,67% y le aleja de su competidor, el BBVA, que aún baja el 0,29% en el año, lastrado por el escándalo de las cuentas en el exterior.

Con estos movimientos, el mercado ha conseguido evadirse por unos días de la presión que ejerce la coyuntura económica sobre las expectativas, ahora nuevamente enfriadas por el mensaje de Greenspan, en el que cuestiona la solidez de la recuperación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de abril de 2002