'Lo que hubo fue un autogolpe, una trampa'

El ex presidente venezolano Carlos Andrés Pérez afirma que la fallida aventura golpista que llevó al poder de manera efímera al líder de la patronal, Pedro Carmona, para luego devolver el poder a Hugo Chávez, 'fue un autogolpe'. En conversación telefónica desde Nueva York, Pérez dijo que el clima de violencia se intensificará en el país.

El líder socialdemócrata, que gobernó el país en dos ocasiones (1974-1979 y 1989-1993) y contuvo dos intentonas golpistas en 1992, entre ellas la de Chávez en febrero de ese año, sostuvo que 'no hubo conspiración contra Chávez, sino una hermosa y gallarda manifestación popular'.

A juicio de Pérez, 'el fugaz presidente' Carmona fue víctima de 'una trampa', pues 'el alto mando de la Fuerza Armada le anunció que Chávez había renunciado y que él asumiría la presidencia. Fue una trampa; lo que hubo fue un autogolpe'. Consultado sobre las pruebas que tiene para hablar de autogolpe, dice: 'Todo parece indicar que estuvo planificado, falta conocer más detalles de la planificación del autogolpe'.

Más información
Malestar en Venezuela por la visita del embajador de España al presidente golpista

En cuanto a las acusaciones de algunos sectores del chavismo sobre su participación en el golpe de Estado, Pérez indicó: 'No tengo nada que temer, yo estoy tranquilo. Me tiene sin preocupación cualquier investigación que se pretenda hacer'. No pone fecha a su regreso al país y aclara que está reflexionando sobre los pasos a seguir.

'La situación en Venezuela es confusa. Creo que vendrá más violencia, pues los ánimos están más enloquecidos y los Círculos Bolivarianos demostraron que eran una verdad, que fueron entrenados en Cuba y actúan a favor de Chávez', advierte.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

'En Chávez no cree nadie; ni él mismo. Hay que esperar a ver lo que va a pasar en Venezuela. Ahora Chávez es más peligroso que nunca', señala el ex presidente, quien no pierde las esperanzas de que Chávez salga del poder. 'Hay que seguir la lucha', concluye Carlos Andrés Pérez.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS