La 'recesión aparente'

'La recesión estadounidense de 2001, si es que de hecho ha habido una auténtica recesión, se ha terminado'. Así de tajante se muestra el premio Nobel Paul Samuelson. No es el único. Los últimos datos de EE UU, con un inesperado crecimiento del 1,7% durante el último trimestre del pasado año, han modificado la visión de muchos expertos.

'Hemos atravesado una recesión aparente', señala Roberto Velasco, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad del País Vasco, aunque queden nubarrones en el horizonte y no pocos consideren que la recuperación actual no supone ninguna garantía para el futuro. Guillermo de la Dehesa, presidente del CEPR, señala que se podría dar una recaída al no haberse corregido los fuertes desequilibrios de bajo nivel de ahorro y elevado endeudamiento del sector privado norteamericano. Otros, como Miguel Sebastián y David Taguas, del Servicio de Estudios del BBVA, piensan que debe mantenerse la confianza de los inversores para que la recuperación sea duradera. Así, las dudas permanecen, pero, como señala Emilio Ontiveros, catedrático de Economía de la Empresa de la Universidad Autónoma de Madrid, si bien no se puede descartar una recaída economía en Estados Unidos, también 'existe una capacidad técnica' para gestionar esta crisis mucho mayor en en circunstancias similares anteriores.

Los mercados bursátiles son más excépticos: prefieren esperar la publicación de los resultados empresariales del trimestre para tomar decisiones más arriesgadas. Pero unos y otros comienzan a descontar una próxima elevación de los tipos de interés en caso de que la recuperación se confirme plenamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 06 de abril de 2002.

Lo más visto en...

Top 50