Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva aerolínea suiza Swiss comienza sus vuelos

La nueva aerolínea suiza Swiss inició ayer sus vuelos de forma oficial, pese a que no ha conseguido ratificar los convenios colectivos de trabajo ni amortizar la parte de la deuda pendiente que asumió de su antecesora Swissair, que quebró a finales del pasado año tras 71 años de historia.

Swiss, que ha asumido el 75% de los empleados de Swissair y 52 aviones de su flota, operará un total de 123 destinos en 60 países diferentes en la temporada de verano, que comenzó ayer. La compañía, que cuenta con una flota de 128 aviones, ha firmado un acuerdo de cooperación con la estadounidense American Airlines (AA) para operar vuelos en código compartido a partir de sus aeropuertos de conexión en Estados Unidos y Suiza, y prevé entrar en la alianza Oneworld, en la que está también Iberia.

Los vuelos que Swiss operará este verano suponen un 30% por ciento menos en relación a la red que ofrecían Crossair y Swissair en verano de 2001, tal y como estaba previsto en el plan director de la nueva aerolínea.

El presidente y consejero delegado de la aerolínea, André Dosé, espera que la aerolínea sea rentable a partir de 2004, y agradeció a los cantones suizos y a compañías como UBS, Nestlé y Novartis, su esfuerzo al invertir en el relanzamiento más de 3.300 millones de dólares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de abril de 2002