_
_
_
_
GENTE

DESCOLONIZACIÓN CON UN SIGLO DE RETRASO

El nombre de Sam Nujoma, antiguo líder de la guerrilla del Swapo y ahora presidente de Namibia, ha sustituido recientemente al del emperador de Alemania, el káiser Wilhelm, en la calle principal de la localidad namibia de Swakopmund. El emperador Guillermo había logrado mantener su nombre hasta el siglo XXI, a pesar de la derrota de la I Guerra Mundial, en la que el reino Unido asumió el control de este enorme país africano, entonces llamado África Alemana de Suroeste. Tras independizarse la colonia inglesa de Suráfrica, el Gobierno racista de Pretoria mantuvo Namibia en su poder hasta 1990, año en el que la guerrilla del Swapo logró la independencia. Gracias a la poderosa comunidad alemana de Namibia, que controla la actividad comercial en Swakopmund y es el 25% de su población de 30.000 habitantes, los nombres de las calles y todo su ambiente se han mantenido igual que cuando se fundó en el siglo XIX. Swakopmund es en la actualidad un centro de peregrinación de turistas alemanes que vienen a este lugar, en el desierto de la Costa de los Esqueletos, a contemplar un resto de su pasado que nunca fue bombardeado, con una bella arquitectura germana, cerveza local que compite con la de Baviera, salchichas y codillos en la carta de los restaurantes, pastelerías que hacen la tarta Selva Negra y el pan de centeno con recetas originales y, sobre todo, carteles y rótulos en perfecto estado de conservación desde los tiempos del canciller Bismarck, que aún tiene su calle. Cuando se colocaron los nuevos letreros en la hoy calle Sam Nujoma, los comerciantes alemanes protestaron, a lo que el alcalde de la ciudad, de la etnia owambo, que es la mayoritaria en Namibia, contestó: 'No hemos tirado las antiguas placas; afortunadamente tenemos un museo de la ciudad muy grande, donde caben todos los letreros del pasado. Allí es donde deben estar y a donde pueden ir los turistas cuando quieran contemplarlos'.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_