OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Suspira la Cibeles

No ha podido ser. El Real Madrid no consiguió alzarse con el triunfo en la final de la Copa del Rey de fútbol y, afortunadamente, muchos madrileños podemos seguir disfrutando de la fuente de la Cibeles tal y como la conocíamos. Porque, a pesar de las advertencias del alcalde, muchos nos temíamos lo que pudiese pasar con la diosa si finalmente la celebración a la que nos tienen acostumbrados hubiese tenido lugar.

Así, si hacemos un esfuerzo y paseamos por la plaza, quizá escuchemos un suspiro. El suspiro de la Cibeles.

Y mientras que algunos dirán que suspira de pena, otros, los más sensatos, pensarán que suspira de alivio; alivio por saberse libre de tener que soportar una vez más un peso que no le corresponde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 23 de marzo de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50