Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

David Chipperfield diseñará el conjunto de la ciudad judicial de Barcelona

La ciudad judicial de Barcelona, el conjunto urbanístico que reunirá los juzgados de la capital catalana y de L'Hospitalet de Llobregat y transformará la entrada de Barcelona por la Gran Via, ya tiene un proyecto definido. El equipo de arquitectos dirigido por el británico David Chipperfield ha ganado del concurso de ideas organizado para realizar el proyecto de los nuevos juzgados de la ciudad. El proyecto de Chipperfield, titulado Justa mesura, evita concentrar en un solo edificio los 180 juzgados de Barcelona y L'Hospitalet y las 19 salas de la Audiencia Provincial. En lugar de ello, el arquitecto apuesta por 'una colección de edificios' que, con su disposición, establecen una relación con los de su entorno. Por ello se ha evitado un diseño atrevido y rompedor. Para acentuar esta voluntad, los edificios no se alinean de forma ortogonal, sino que se disponen según una ordenación más ágil. Los edificios se articularán entre sí mediante una calle central que pretende ser el corazón de la nueva ciudad judicial, que acogerá cada día a unas 15.500 personas, de las que 3.500 serán empleados de los juzgados.

El proyecto ganador ha sobrepasado en más de 10 puntos a los otros seis que concurrían al concurso, entre ellos los de los arquitectos catalanes Ricardo Bofill y Oriol Bohigas y el sevillano Guillermo Vázquez. El conseller en cap, Artur Mas, presidente del jurado, afirmó que en la elección del ganador ha primado 'la funcionalidad' del proyecto.

Los edificios de la ciudad judicial ocuparán el solar del antiguo cuartel de Lepanto y su construcción debe concluirse en 2007. La Generalitat se hará cargo de la totalidad del coste de la obra, que se estima en 210 millones de euros (35.000 millones de pesetas).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de marzo de 2002