Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El incedio de dos vehículos en el barrio de Benicalap en Valencia afecta al primer piso de una vivienda

Dos vehículos ardieron, poco antes de las 9.00, en el barrio de Benicalap de Valencia. Las llamas y el humo afectaron a la fachada del primer piso del inmueble ante el que estaban estacionados los dos turismos. Con los dos turismos quemados ayer son ya 74 los destruidos en lo que va de año.

El servicio 112 recibió el aviso de que dos automóviles estacionados a la altura del número cuatro de la calle de Cerdà, en el barrio de Banicalap, se encontraban en llamas. Al lugar de los hechos se desplazó una unidad del Parque de Bomberos del Oeste para sofocar el fuego.

El incendio dejó los dos turismos inicialmente afectados completamente destrozados y sembró la alarma entre los vecinos porque el fuego afectó a los cristales, ventanas, persianas y balcones de la primera planta del edificio ante el cual estaban estacionados. Los bomberos avisaron de forma preventiva al SAMU para que se desplazara a la calle de Cerdà pero no fue necesaria su intervención porque ninguno de los vecinos se vio afectado por el humo.

Según fuentes de bomberos, el incendio de los dos vehículos fue provocado. La policía investiga cómo ocurrieron los hechos. Los dos turismos se encontraban bien estacionados, no consta denuncia de robo sobre ninguno de ellos ni se hallaban en situación de abandono. Las mismas fuentes apuntaron inicialmente a la posibilidad de que el incendio se hubiera originado por la explosión de un petardo. Sin embargo, tras la revisión en el lugar de los hechos, descartaron esa posibilidad.

Los dos coches de ayer suman ya 74 automóviles quemados en las calles de la ciudad -a los que hay que agregar otros cuatro en Torrent y 30 en un desguace situado en el casco urbano-. La policía mantiene operativo el dispositivo especial de vigilancia -policía nacional y policía local- en las zonas en las que han ardido más coches.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de marzo de 2002