_
_
_
_

Los peatones deben avanzar 1,3 metros por segundo para cruzar los semáforos

Los cruces regulados suponen una 'amenaza' para los viandantes, según el PSOE

Los madrileños tienen que correr más que los barceloneses o los vitorianos para cruzar los semáforos. El Ayuntamiento tiene establecidos unos criterios según los cuales un peatón puede cruzar sin problemas un semáforo a 1,3 metros por segundo. En Barcelona, estos criterios están en 0,9 metros, y en el País Vasco, en 0,7. El PSOE denuncia que el tiempo que tienen los madrileños para cruzar los semáforos supone una 'amenaza' para ancianos, niños y discapacitados. El edil de Tráfico, Sigfrido Herráez, asegura que estudiará rebajar esta velocidad de referencia para proteger a los peatones.

Más información
Los atropellos costaron la vida a 48 personas el año pasado en Madrid

¿Tienen tiempo los madrileños para cruzar una calle desde que se pone el semáforo en verde hasta que cambia a rojo para que pasen los automóviles? Para el concejal socialista Eugenio Morales, los viandantes con problemas locomotrices -el 18% de la población: niños, ancianos y discapacitados- tienen que realizar 'auténticas carreras' para llegar al otro lado de la calzada antes de que el semáforo se ponga en rojo y los coches comiencen a pasar. 'Hay pasos de peatones, sobre todo en las grandes vías, que se convierten en un calvario para algunas personas con un ritmo de paso más lento. En vez de calles parecen autopistas', asegura Morales.

En cambio, el concejal de Tráfico, Sigfrido Herráez, afirma que la política municipal de tráfico está encaminada, sobre todo, a proteger a los peatones. 'Los semáforos están regulados para que la gente pueda cruzar sin problemas y no son, en absoluto, peligrosos para los peatones que no pueden andar al mismo ritmo que el resto de los ciudadanos', comenta Herráez.

Según los criterios del Ayuntamiento, el peatón puede cruzar el paso a una velocidad media de 1,3 metros por segundo. Es decir, que, a juicio del Consistorio, un viandante puede pasar sin problemas un cruce a esa velocidad y todos los semáforos están regulados para que se respeten esos criterios. Pero Eugenio Morales destaca que estas cifras dejan 'mucho que desear' si se las compara con las de otras ciudades.

El edil socialista pone de ejemplo Barcelona, donde recientemente el Ayuntamiento ha bajado la velocidad de referencia de 1 a 0,9 metros por segundo, y Vitoria, donde todos los semáforos han sido ya adaptados para que los peatones puedan cruzar las calles a una velocidad máxima de 0,7 metros por segundo. El Gobierno vasco aprobó recientemente un decreto que obliga a que los pasos con semáforos puedan ser cruzados a esa velocidad. Tanto en Barcelona como en Vitoria ha habido en las últimas semanas una gran campaña ciudadana, apoyada por algunos medios de comunicación, en favor de los derechos de los peatones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El concejal de Tráfico, Sigfrido Herráez, asegura que estudiará aumentar el tiempo de paso de los semáforos para equipararse con estas ciudades. 'Valoro positivamente cualquier iniciativa que sirva para mejorar la seguridad del peatón. Si en otras ciudades los criterios de cruce son más bajos, estudiaremos rebajarlos', adelantó Herráez.

Recoletos y Alcalá

Aunque el Ayuntamiento tiene establecidos unos criterios generales de 1,3 metros por segundo, Herráez sostiene que hay lugares en los que la gente puede cruzarlos más despacio. Y pone ejemplos: en el paso central del paseo de Recoletos, la velocidad media es de 0,88 metros por segundo, según las mediciones de la Concejalía de Tráfico, y en la calle de Alcalá, a la altura de la Puerta del Sol, de 0,25.

En cambio, el grupo municipal socialista maneja unas cifras completamente distintas respecto a la velocidad media de paso de los semáforos. 'Además de que los criterios generales de que se puede cruzar a 1,3 metros por segundo son claramente insuficientes, en muchos casos esa cifra se supera', dice Morales.

Algunos de los ejemplos que pone el edil socialista son los pasos que están cerca del Museo del Prado, donde, según el PSOE, la velocidad media es de 1,4 metros por segundo o en el entorno de la glorieta de Atocha, donde la velocidad media es, en algunos cruces, de dos metros por segundo.

Morales, además, añade otra apreciación: 'Cuando hay atascos, desde el Centro de Control de Tráfico se incrementa sustancialmente el tiempo de paso de los coches para que fluya el tráfico y se perjudica a los peatones', asegura el edil socialista.

Pero el concejal de Tráfico desmiente estas afirmaciones, que califica de 'muy graves e inadmisibles'. 'En el Centro de Control de Tráfico nadie abre los semáforos antes de tiempo, haya atasco o no lo haya. Es una discusión en la que no pienso entrar', afirma el concejal responsable de Movilidad Urbana. Y añade: 'Si Eugenio Morales es aficionado a regular semáforos, pues que se dedique a eso y que deje la política'.

Según Herráez, el Ayuntamiento está dando más tiempo de paso a los peatones en los semáforos. Para lograrlo, el Consistorio ha empezado a sustituir la luz ámbar para los coches de los semáforos (que indica precaución para los vehículos y da preferencia a los peatones) por luz roja, que indica que los coches deben pararse y que los peatones pueden seguir cruzando. Además, una parte del tiempo en que los semáforos permanecen en verde para los coches (paso libre para los vehículos) está siendo sustituida por ámbar (precaución).

'Estamos iniciando esta política porque queremos dar mayor protección a los peatones, que deben soportar, en algunos casos, los comportamientos agresivos de algunos conductores, que no respetan las normas circulatorias', admite Herráez.

El PSOE presentará en el próximo pleno municipal del mes de abril una proposición sobre la velocidad media a la que hay que atravesar los cruces de los semáforos en Madrid.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_