_
_
_
_
LO MÁS ÚTIL | EL VIAJERO HABITUAL

Niños de viaje

Todas las compañías aéreas ofrecen un servicio de acompañamiento que permite que los niños con edades entre 5 y 12 años viajen sin sus familiares. Como primera medida, los padres que quieran enviar a su hijo en un avión tienen que advertirlo al adquirir el billete. En la agencia les explicarán con detalle cuál es el procedimiento a seguir con la compañía en cuestión.

En términos generales, el sistema funciona de la siguiente manera: los padres, o quienes lleven al niño al aeropuerto, no pueden pasar el control policial por medidas de seguridad. Por ello, las compañías ponen a disposición de los usuarios un servicio de acompañamiento. Al facturar, la persona responsable del menor ha de rellenar un formulario dando todos sus datos y los de la persona que le va a recoger en el destino. Esta documentación, junto con el billete, la reserva, la tarjeta de embarque y el pasaporte, si fuera necesario, se ponen en una bolsa que reza 'UM' (unaccompanied minor) y que el niño debe llevar colgada en todo momento. Desde el mostrador de facturación, el personal de tierra de la compañía (en el caso de Iberia suelen ser los famosos chaquetas rojas, es decir, el servicio de atención al cliente) conduce al niño hasta la puerta de embarque y espera a que suba a bordo. Entonces, la tripulación del avión se hace cargo de él y, una vez en el destino, se asegura de que otra persona de la compañía le acompañe, bien a hacer un trasbordo si es que su viaje no ha terminado, o bien hasta quienes le hayan ido a buscar. Para recoger al niño es necesario estar perfectamente identificado y que los datos coincidan exactamente con los datos facilitados al comienzo del viaje. Este servicio es gratuito y obligatorio.

Si se viaja en tren hay que tener en cuenta que no todas las compañías facilitan este servicio. El personal de Renfe atiende a los niños de 4 a 11 años que viajen en el AVE, los Talgo 200, las lanzaderas (Madrid-Puertollano), el Euromed (Barcelona-Alicante) y el Alaris (Madrid-Valencia).

Las compañías de autobús no disponen de ningún servicio especial, pero sí admiten niños sin compañía. En estos casos recomiendan que pidan una plaza en la parte delantera del vehículo y en el momento de iniciar el viaje soliciten al conductor que esté atento para que el niño no se baje antes de tiempo ni se salte su parada.

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_