GENTE

EL NOVIO NO QUIERE SER PRIMERA DAMA

Joern Kubicki, de 37 años, médico de profesión y novio del alcalde de Berlín, el socialdemócrata Klaus Wowereit, no quiere que se le dé trato de 'primera dama' de la capital alemana. 'Yo no soy una first lady. Como mucho, un first man', dice Kubicki, en declaraciones que reproducía ayer el popular diario Bild, donde se destaca que el novio del alcalde lleva un anillo de plata en la mano derecha, donde se ponen las alianzas de boda. Lo de first lady es un término que suele adjudicársele en cuanto aparece en fiestas o actos públicos con Wowereit. Kubicki argumenta que no asume tareas de 'representación' ni preside organizaciones caritativas, sino que se dedica principalmente a su profesión de médico. El novio del alcalde se permite algunas confidencias -'sí, somos fieles', dice- y explica asimismo que se conocieron en un bar, hace nueve años. Wowereit hizo una declaración pública de su homosexualidad hace cerca de un año, poco antes de llegar a la alcaldía, al pronunciar desde el estrado de la conferencia de los socialdemócratas que lo eligió para el cargo la frase: 'Soy homosexual, ¿y qué?'. Sus palabras, que fueron recibidas con una ovación, se han convertido en una especie de eslogan oficioso del nuevo Berlín, tolerante y liberado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS