Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El abogado del psiquiatra de El Negro, imputado como supuesto colaborador en un delito de cohecho

El juez del Tribunal Supremo que instruye la querella contra los tres magistrados que excarcelaron al presunto narcotraficante Carlos Ruiz, El Negro, ha imputado al abogado Roberto Rodríguez, defensor del psiquiatra de la prisión de Valdemoro, como presunto cooperador del delito de cohecho de que se acusa al médico.

La imputación del abogado Roberto Rodríguez se funda en las declaraciones hechas por un preso irlandés y otro norteamericano en una pieza secreta de la investigación que el instructor notificó ayer a las partes. En concreto, uno de los interrogados declaró que el abogado Roberto Rodríguez habría pedido 20 millones de pesetas a cambio de un informe psiquiátrico favorable, aunque luego se desdijo.

El primero de los testigos, Cecil Thomas George Russell, declaró que Roberto Rodríguez, que es su abogado además de serlo también del psiquiatra, habría pedido 20 millones al norteamericano Allen Lloids Sess asegurándole que la única oportunidad que tenía de no ser extraditado a Estados Unidos era conseguir la libertad mediante el médico de la prisión de Valdemoro, ya que los jueces miraban favorablemente ese tipo de informes.

Según Russell, Rodríguez le habría dicho que tenía una relación muy buena y especial con un juez de la Sección Cuarta (sic). Los 20 millones que habría de entregar Lloids se repartirían, siempre según Russell, entregando 10 al psiquiatra, cinco al abogado Rodríguez y otros cinco para el propio Russell.

El psiquiatra, según este testigo, les recibió a él y a Lloids en un par de ocasiones y recetó pastillas al segundo. Sin embargo, al término de su declaración, Russell rectifica sus manifestaciones porque 'no quería perjudicar a su abogado, sino al médico'. Incluso dijo que no recordaba que hubiera dinero en el caso.

Síntomas de enfermedad

Por su parte, Allen Lloids declaró que el abogado de Russell le pidió 20 millones, pero no le dijo para qué eran y que cree que serían para el abogado por su actuación como tal, porque le dijo que eso le ayudaría. Aclaró que fue el psiquiatra de la prisión el que le llamó a él y quien le sugirió los síntomas de una enfermedad. Pero luego no hubo informe médico ni él pagó nada al abogado de Russell.

El abogado Roberto Rodríguez, citado ayer como imputado por el juez, negó todos los cargos y explicó que su defendido Cecil Russell hizo sus primeras manifestaciones porque se le reclama por 16 delitos de narcotráfico con una condena de hasta 20 años de prisión cada uno y su situación, con cinco hijos pequeños, es desesperada. Según la versión del abogado Rodríguez, la policía ofreció a Russell solucionar su extradición si colaboraba en la causa. Tras declarar ante el juez del Supremo, Russell preguntó por su situación personal y el instructor le dijo que era ajeno a cualquier promesa. Al percatarse de que el juez y el fiscal no iban a ayudarle, fue cuando rectificó su declaración.

Sobre los 20 millones de pesetas, Rodríguez dijo que Lloids le pidió que llevase su defensa, a lo que él se negó al comprobar que la extradición estaba muy avanzada. Como Lloids insistiera, Rodríguez, para 'quitárselo de encima', le pidió una minuta desorbitada y 'es posible que le hablase de 20 millones de pesetas'. Al decirle después Lloids que tenía una depresión, le contestó que en el centro penitenciario había un psiquiatra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de marzo de 2002