Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La gran final de la Copa del Rey | FÚTBOL

Del Bosque: 'Nerviosos estaríamos en Múnich'

'Nerviosos no estamos. Esto no será Múnich', dijo Del Bosque hace dos días para relativizar el impacto de la final de Copa sobre los nervios de la plantilla. En efecto. Ni el Depor es el Bayern, ni el Bernabéu el Olimpiastadion. Para colmo, no hay más rastros de lesión que el que carga Figo en su tobillo derecho. Y Figo jugará. 'No hay nada mejor que tener a toda la plantilla para poder elegir', celebró ayer Vicente del Bosque. En la convocatoria ha incluido a 18 jugadores. Pero sólo 16 podrán jugar esta noche contra el Depor.

Ayer la Ciudad Deportiva despedía la calma habitual. Salvo excepciones, el espíritu de la plantilla blanca acaricia el trofeo. Hay un optimismo tranquilo en el vestuario, quizá roto por la inquietud de Casillas y Céar, los porteros, ante la reciente polémica sobre el titular y frente a un desenlace que se les antoja largo.

Hierro asumió la importancia del trofeo en liza, y reconoció que es una espada de doble filo: 'Ganar sería psicológicamente muy importante y perder sería muy triste, un palo muy grande. Es el año del Centenario y éste es el primer título que nos disputamos. Es importante para la moral del grupo, sobre todo de cara a jugar por los otros dos [Liga y Liga de Campeones].

Los jugadores esperan que el Depor se abra, que deje jugar. 'Esto es una final', dice Helguera; 'no podrán encerrarse atrás'.

Mientras tanto, desde el lunes se han entrenado en grupos que no esconden las intenciones de Del Bosque. El entrenador insinúa la apuesta por el once más cantado de la temporada -al que se agregaría César- y el lunes hizo un partidillo en el que participaron Pavón, Salgado, Roberto Carlos, Makelele, Helguera, McManaman, Zidane, Raúl y Morientes. Sólo faltaron dos hombres que habitualmente fueron titulares: Figo y Hierro. El portugués hizo ejercicios específicos para ganar estabilidad y fuerza en su tobillo, y Hierro se entrenó con los presuntos suplentes (Flavio, Solari, Guti, Munitis, y Karanka, entre otros). Todos ellos han entrado en la convocatoria. Por decisión técnica se quedaron fuera de la lista Iván Campo, Geremi y Savio.

La plantilla ha organizado una cena para hoy, pero supeditada a la victoria. Algunos, como Helguera, cruzaron los dedos: 'No quiero ni oír hablar de fiestas'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de marzo de 2002