Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una orquesta y coro revitalizarán la concatedral de Alicante

El lunes Santo se estrenará con un primer concierto en San Nicolás

El coro y la orquesta de San Nicolás de Bari de Alicante empezará esta tarde a trabajar. El proyecto pretende 'dinamizar y revitalizar culturalmente' la Concatedral de San Nicolás, y fomentar la difusión de la música sacra. El director de la Orquesta Barroca Valenciana y ex Mestre de Capella del Misteri d'Elx, Manuel Ramos, dirigirá esta iniciativa que el próximo 25 de marzo, lunes Santo, durante la Misa Crismal, ofrecerá su primer concierto, según explicó el párroco, Ramón Egío Marcos.

El Coro y la Orquesta San Nicolás de Bari compatibilizarán su trabajo con el Coro de Nuestra Señora del Remedio, que desde hace años actúa en este templo, y desarrollarán su actividad en los campos litúrgico y concertístico. En esta iniciativa colaboran la diócesis de Orihuela-Alicante y la Asociación Sinfónica del Mediterráneo. Ramón Egío Marcos, párroco de San Nicolás, destacó ayer que en el campo litúrgico estas dos nuevas agrupaciones musicales se encargarán de solemnizar las celebraciones, y en el campo concertístico se han previsto al menos seis actuaciones de música sacra para coro y orquesta, con obras como la Misa de la Coronación y el Réquiem de Mozart, o el Magnificat de Bach.

Manuel Ramos, director del Coro y Orquesta anunció que hoy se abre 'un periodo de pruebas para seleccionar a músicos y cantantes interesados en integrarse'. En el campo didáctico está previsto rehabilitar el edificio anexo al templo para ubicar un centro cultural, donde los propios coralistas reciban formación musical, y realicen sus ensayos. En cuanto a investigación está previsto estudiar el archivo musical de la Concatedral con el fin de rescatar obras que fueron compuestas por anteriores maestros de capilla. Rafael Pacheco, portavoz del Obispado, resumió que 'se pretende crear un centro cultural dinámico para todos'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de marzo de 2002