Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:La jornada de Liga | FÚTBOL

El Mallorca luce su delantera

Ibagaza, Luque y Eto'o pusieron en evidencia al Rayo

El estadio Teresa Rivero fue testigo de un partido en miniatura que terminó mal para el Rayo. Muy mal. Con Eto'o en plan Pelé, abanderando a un Mallorca que dejó la impresión de merecerse la permanencia con más argumentos que los locales. Por lo demás, el encuentro ofreció fútbol a escala reducida : se vieron pequeños detalles de calidad, pequeñas emociones y pequeños afanes por superar al rival directo y salir como fuese de las posiciones de descenso. Bastante poco.

Salvando dos guinditas, el partido fue un tostón. Tipos como Roa, Soler, Nadal o Arteaga aparecieron como rezagados de tiempos mejores, una suerte de aristocracia añeja, que ayer se contrastó mezclándose con jugadores de corte reducido, todos con el centro de gravedad bajo. Marcos, Glaucio, Ferrón, Ibagaza o Peragón, lanzados a la desesperada a por un puñado de puntos, dieron a la escena el aroma de la pachanga, del recreo de colegio. El campo chico ayudó lo suyo.

RAYO 0| MALLORCA 2

Rayo Vallecano: Etxeberria; Ferron, De Quintana, Graff, Mainz (Glaucio, m. 51); Quevedo, Vivar Dorado; Peragón, Míchel, Arteaga (Bolo, m. 65); y Bolic. Mallorca: Roa; Olaizola, Niño, Nadal, Siviero, Miquel Soler; Marcos, Francisco Soler; Ibagaza (Paunovic, m. 76); Luque (Losada, m. 75) y Eto'o. Goles: 0-1. M.15 Ibagaza se hace con el balón a la izquierda del área del Rayo y centra a Luque para que éste, a un toque, pase a Eto'o, que marca solo ante el portero rayista, Etxeberria. 0-2. M. 85. Eto'o, desde el medio campo, pasa en profundidad a Paunovic, que tira cruzado ante la salida de Etxeberria. Árbitro: Rodríguez Santiago. Amonestó a Siviero, Niño, Olaizola, Peragón y Bolo. Unos 8.000 espectadores en el estadio Teresa Rivero.

Sólo Ibagaza, a quien se le comparó con Maradona cuando ganó el Campeonato del Mundo sub 20 de Qatar, removió las aguas en un partido decadente. El tamaño de este media punta, que mide 165 centímetros, esconde una astucia notable y una capacidad física todavía más inesperada para obstruir a los mediocampistas rivales. Sus damnificados de ayer fueron Quevedo y Míchel y el Rayo perdió claridad en la distribución. También perdió la pelota en el arranque y, en un fallo de Mainz, touché, apareció el inquieto Ibagaza para llevársela y centrar al área de penalti. Luque y Eto'o definieron la jugada con mucha clase.

Luque y Eto'o representan la superioridad objetiva del Mallorca sobre el Rayo. Y, en un partido como el de ayer, en el que el caos prevaleció sobre la balanza táctica, los puntos los suelen lograr las mejores plantillas.

El hecho de que el Rayo sumara 28 puntos y el Mallorca 27 antes del encuentro es una anécdota irrelevante a la hora del uno contra uno. Y, por lo que se vio, no quedaron dudas. Más allá de contar con Ibagaza como gran aliado, la pareja delantera del Mallorca supera cualitativamente a Peragón y Bolic.

Ante la impotencia evidente, la hinchada local levantó la voz: '¡Es de Primera, el Rayo es de Primera...!'. Y los jugadores, que debieron de sentirse bastante sobrepasados, se dedicaron a dejarse caer en el área de Roa. Por esa causa recibieron tarjetas amarillas Bolo y, de forma más dudosa, Peragón.

El Rayo se terminó de hundir en los últimos minutos y, para tragedia mayor, Paunovic se quedó solo ante Etxeberria. Había perdido el balón el Rayo en el medio campo, con la defensa adelantada, y el gol fue cantado de antemano por el grito desasosegado de sus seguidores. Cuando el balón golpeó la red sólo hubo silencio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de marzo de 2002