Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP dice que Isozaki se retiró del proyecto del Auditorio por falta de tiempo

La retirada del equipo Arata Isozaki del grupo de cuatro arquitectos de prestigio que optan a adjudicarse el proyecto del futuro Auditorio de Vitoria estuvo motivada por su demanda de que se ampliara en dos meses el plazo de presentación del estudio, que expira el 6 de mayo. Ésta fue la razón que esgrimió ayer el teniente de alcalde, Javier Maroto, para justificar el abandono de Isozaki, un argumento que difiere de las explicaciones ofrecidas días atrás por el propio alcalde, Alfonso Alonso, cuando la vinculó a la demanda de mayores honorarios debido a la exigencia de estudiar un segundo posible emplazamiento.

Maroto dejó claro que el equipo de gobierno municipal no tiene intención de ampliar el plazo establecido, aunque reconoció que podían haberse negociado las cláusulas económicas al alza, tal y como pedía el estudio de Isozaki. Los principales grupos de la oposición, PNV y PSE, acusaron al primer edil vitoriano de no decir toda la verdad sobre el abandono del afamado arquitecto japonés del concurso restringido y demandaron mayor flexibilidad para mantenerle en el grupo de arquitectos. El PNV tachó al alcalde de mentiroso y auguró que su gestión de aboca este proyecto al fracaso. Su portavoz, María Jesús Aguirre, reveló que en una de sus cartas al Ayuntamiento el equipo de Isozaki señalaba que la parcela elegida por el alcalde para el Auditorio, en el centro de la ciudad, era pequeña. El PSE no comprende que por ampliar el plazo en dos meses quede fuera un arquitecto de la relevancia de Isozaki y atribuye la 'prisa' por iniciar el Auditorio a motivaciones electoralistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de febrero de 2002