Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El periodista Àngel Casas novela sus recuerdos infantiles y juveniles del barrio de Sants

Fred als peus (Quaderns Crema) es su primera novela en catalán, pero no la única. Anteriormente, Àngel Casas había publicado en castellano Estamos en el aire, un thriller que le dejó un regusto agridulce porque cree que cuando lo publicó pesó más, en su evaluación como autor, su condición de hombre mediático que la de novelista. 'Hay escritores que se ganan la vida en un banco. Yo soy un periodista, que ha trabajado en la televisión y además escribe novelas. No sé por qué mi condición profesional tiene que ir en contra de mi obra', explica. En su última novela toma diferentes recuerdos de su vida, los entremezcla con los de otras personas que conoció, los fabula y los sitúa en Sants, su barrio de origen.

Con una banda sonora que va de Bonet de San Pedro y Jorge Sepúlveda a los Shadows, pasando por Pérez Prado, Renato Carossone y Elvis Presley, Casas sitúa a sus personajes -un grupo de niños que nacen en los años en que todavía existía la cartilla de racionamiento- en la plaza de Málaga, también conocida como la plaza de la Iglesia -y ahora Bonet i Muixí, lugar en el que vivía Casas-, el Centro Católico y la plaza de Huesca. El libro pasea por lugares y locales ya desaparecidos, como el salón de baile Bahía. También por el bar Liceo, donde se tomaron los primeros perritos calientes del barrio y, como recordó Casas, 'unos bocadillos de calamares como los que hacían en Madrid', y los cines Galileo, Gayarre y Albéniz, conocido como Manelic.

Casas construye el retrato de toda una época a través de la historia de un pequeño grupo de amigos. Dijo ayer en la presentación del libro que lo escribió en catalán porque es en el único idioma en el que podía hacerlo y resaltó que a pesar de los lugares comunes no se trata de una autobiografía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de febrero de 2002