Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una reyerta entre porteros y clientes de un 'pub' acaba con varios heridos

La noche del sábado al domingo estuvo especialmente movida para los servicios de urgencia de la capital. Cuatro reyertas con otros tantos heridos se registraron en sólo ocho horas. La última, en la que se registraron varios heridos, se produjo a las siete de la mañana del domingo a la puerta de la macrodiscoteca Attica, en Villaverde Alto. Allí se desató una pelea entre porteros del local y algunos clientes, según informó un portavoz de la Jefatura Superior de Policía.

Según el relato policial, uno de los participantes en la reyerta de Attica, que se inició por causas aún desconocidad, recibió una puñalada en una pierna, por lo que fue trasladado al hospital Doce de Octubre, donde le curaron la herida. Recibió el alta a lo largo de la mañana. También hubo varios contusionados.

Los agentes de policía de Usera-Villaverde que se desplazaron al lugar se llevaron a comisaría a los participantes en la pelea, pero éstos quedaron en libertad tras prestar declaración, según comentaron fuentes policiales. Este periódico intentó hablar, sin éxito, con los directivos de la discoteca Attica.

Horas antes, en el distrito de Usera se registró otra pelea callejera: un joven, Francisco R. R., de 24 años, hirió con un arma blanca a Manuel S., de 27, y amenazó a otras personas que le acompañaban. La víctima sufrió cortes en la cara y en la nariz, por lo que fue trasladado a un centro hospitalario de la zona. Los agentes que arrestaron a Francisco R. R. le requisaron una navaja.

La tercera reyerta de la jornada se registró a las 7.00 del domingo en el número 6 de la calle de Beire (Tetuán), cuando fue detenido J. M., de 35 años y nacionalidad polaca. Acababa de agredir a un compatriota, W. K., de 50 años, que fue trasladado al hospital de La Paz con diversos cortes, según la versión policial.

Apuñalado

En Leganés, un joven de 18 años, cuya identidad no fue facilitada, resultó herido grave la noche del sábado al recibir una puñalada en la región lumbar izquierda en el transcurso de una reyerta ocurrida en el bar Arco Iris, situado en la avenida del Doctor Mendiguchía Carriche, en Leganés.

El herido ingresó con pronóstico grave en el hospital Severo Ochoa de la localidad, adonde fue trasladado por una UVI móvil del Servicio de Urgencias Médicas de la Comunidad de Madrid (Summa).

Por otra parte, un portavoz de la Policía Municipal de Madrid señaló que el dispositivo contra el botellón (consumo de alcohol en grupos de jóvenes y en la vía pública), que se puso en marcha por cuarto fin de semana consecutivo, transcurrió sin incidentes destacados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de febrero de 2002