Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA CONTRA EL TERRORISMO

HOMENAJE EN RECUERDO A FERNANDO BUESA

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, realizó ayer un nuevo gesto de aproximación a las fuerzas no nacionalistas al acudir, con gran parte de su Gobierno, al homenaje organizado por el Partido Socialista de Euskadi (PSE) en el segundo aniversario del asesinato de Fernando Buesa y su escolta, Jorge Díez. El asesinato de Buesa y los incidentes durante su funeral y la posterior manifestación profundizaron hasta el extremo la brecha entre socialistas y nacionalistas. El año pasado Ibarretxe no participó en el homenaje. Al acto asistieron la viuda del político, Natividad Rodríguez, y sus hijos; la madre del ertzaina Jorge Díez; el ex consejero de Educación José Ramón Recalde, víctima de un atentado fallido de ETA; el ex diputado general de Álava y recientemente expulsado del PNV, Emilio Guevara, y el dirigente socialista alavés Javier Rojo, entre otros.

Recalde, Guevara y Rojo pronunciaron sendos discursos en el lugar del atentado, hoy llamado Jardines de la Libertad. Sus palabras incluyeron un recuerdo a Eduardo Madina, el joven socialista mutilado el pasado martes. Todos coincidieron en la necesidad de la unidad democrática frente a ETA. Guevara hizo un llamamiento para 'alzarse' contra el terrorismo, mientras Rojo pidió al nacionalismo un 'cambio de rumbo' y 'desde el respeto' se dirigió al lehendakari para emplazarle a lograr esa unidad democrática y a compartir con los amenazados, ya que no el mismo grado de riesgo, sí su dolor 'de modo solidario'.

Ante una amplia representación socialista, que incluyó al secretario de Organización del PSOE, José Blanco, Guevara denunció la 'indiferencia, el silencio y la insensibilidad' que añaden 'a la carga de la amenaza el fardo del aislamiento' y reivindicó una respuesta común para 'derrotar al totalitarismo fanático y sanguinario'. Recalde calificó a Buesa y a Díez como 'luchadores por la libertad' y animó a los jóvenes, entre los que citó a Madina, a tomar en sus manos 'la bandera de la dignidad, la democracia y la lucha'. El acto concluyó con una ofrenda florar ante el monolito que recuerda a Fernando Buesa y a Jorge Díez.

Ayer también se cumplió un año del asesinato por ETA de Josu Leonet y José Ángel Santos cuando acudían a su trabajo en San Sebastián. La banda pretendía matar al concejal socialista Iñaki Dubreuil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de febrero de 2002