Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE elabora un plan contra la violencia en el fútbol

La Unión Europea dio ayer un nuevo paso para hacer frente con más eficacia a la violencia que tiene lugar dentro y fuera de los campos de fútbol durante los encuentros internacionales. El Parlamento Europeo apoyó ayer la creación de una red de centros nacionales de información dirigidos por la policía que se encarguen de recoger, tratar y analizar datos relativos a los aficionados que por sus antecedentes son potencialmente los más peligrosos. La idea es que esta información sirva para preparar las medidas preventivas y de control de cualquier desorden público con ocasión de un partido de fútbol.

Esta iniciativa tiene su origen en una propuesta del Gobierno belga, que con la tragedia de Heysel en el recuerdo optó por activar durante la Eurocopa de 2000 un importante dispositivo policial para hacer frente a los desórdenes que pudieran ocasionar los hooligans. 'Desgraciadamente, el fútbol profesional se convierte con demasiada frecuencia en escenario de escenas agresivas, de disturbios y de actos violentos inaceptables. Ningún país está libre del fenómeno de los ultras', afirma la Eurocámara.

Algunos países ya han adoptado medidas legales y policiales para perseguir y castigar este tipo de delincuencia en el deporte. Pero son insuficientes para hacer frente a la violencia. La internacionalización del fútbol obliga, según el Parlamento Europeo, a que las autoridades nacionales competentes refuercen los sistemas de cooperación policial para que se puedan adoptar a tiempo las medidas necesarias de prevención y de control, 'para reducir los riesgos que conlleva la violencia asociada con las competiciones internacionales'.

Para ello se propone que en cada Estado miembro se designe con carácter permanente un centro nacional de información futbolística que se encargue de recoger datos sobre los aficionados, especialmente de los más peligrosos. Este punto de contacto 'único, directo y centralizado' funcionará de enlace entre los servicios de los Estados miembros encargados de organizar los partidos. 'Los puntos nacionales de información tendrán como objetivo coordinar el intercambio de información entre los servicios competentes, así como organizar y coordinar la puesta en práctica de la cooperación policial internacional', afirma.

Sistema ineficaz

En Reino Unido, Alemania, Holanda y Bélgica ya existen centros de estas características. 'Es de vital importancia disponer de un sistema organizado y eficaz de información', afirma la Eurocámara. El PE considera que 'el sistema actual de intercambios de información es ineficaz'. Para que estos centros puedan cumplir de manera rápida y eficaz las tareas que se le asignen, los Gobiernos tendrán que poner a su disposición 'las instalaciones y los equipamientos adecuados'. El personal tendrá que disponer 'de la experiencia' y 'los conocimientos policiales necesarios' relativos a los problemas relacionados con los acontecimientos futbolísticos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de febrero de 2002