La sequía obliga a limitar el uso del agua en cuatro autonomías

La falta de lluvias afecta a Cataluña, Castilla y León, Aragón y La Rioja

El año 2002 se ha estrenado sin lluvias. Desde el mes de octubre hasta la fecha, la ausencia de precipitaciones ha dejado las reservas de agua en la Península, salvo en el Sur, en la mitad de lo previsto para estas fechas. En Cataluña ya hay restricciones, en tanto los responsables de las cuencas advierten a los agricultores de La Rioja, Aragón y Castilla y León que cambien sus cultivos porque no habrá agua para regar.

Hasta que llegue la primavera nadie se atreve a llamar 'sequía' al periodo de cuatro meses que lleva sin llover. Pero todo este tiempo, con el anticiclón de las Azores anclado en una posición que evita el paso de los frentes húmedos sobre la Península, es demasiado largo como para no hacerlo. La mayor parte de los abastecimientos y regadíos dependen del agua almacenada, y una ojeada a la situación de los embalses arroja datos preocupantes. Deberían estar al 80% y la media ronda el 50%. En las cuencas del Ebro, Duero, Júcar, Segura, Tajo, Sur, el interior de Cataluña, incluso el Norte, ni siquiera eso.

La peor parte la lleva Cataluña (al 28%), donde la Generalitat ha decretado restricciones para garantizar agua potable hasta septiembre. De no cambiar la situación, los agricultores del Empordà ya están avisados de que no tendrán agua para regar. Toda se reserva para el consumo, de cara al verano turístico. En Cataluña está en marcha la primera fase de una desaladora en Blanes y se acaba de anunciar la construcción de otra gigantesca en Barcelona, capaz de proporcionar 55 millones de metros cúbicos de agua dulce al año. En poblaciones de la comarca leridana de la Segarra ya ha llegado agosto. Guissona, Massoretes, Palouet y Montcortes comenzarán a abastecerse con camiones cisterna, informa Efe.

La Confederación del Ebro reunió el pasado jueves a los usuarios de la cuenca para analizar la situación y adoptar medidas. El presidente del organismo, José Vicente Lacasa, asegura que los abastecimientos están garantizados aunque no llueva, pero a los agricultores de las Bardenas -70.000 hectáreas dedicadas a arroz, maíz y alfalfa- les han dicho que cambien de planes y cultiven otros productos porque la presa de Yesa (al 17%) no les dará el agua que necesitan.

Ninguno de los embalses de la vecina Rioja supera el 26%, cuando la media por estas fechas llega al 85%. Disponen de agua potable sólo hasta abril. En la cuenca del Duero se ha convocado a la comisión de desembalses para el próximo jueves, un mes antes de lo previsto, para comunicar a los agricultores que modifiquen sus previsiones de cultivos. La cuenca no almacena más que el 37% de sus posibilidades. 'Tendremos restricciones serias', reconoció uno de los directivos de esta cuenca en Zamora la semana pasada.

Además del litoral catalán, los abastecimientos más vulnerables son los de Vitoria; la comarca de San Sebastián, que ha restringido la producción hidroeléctrica para mantener sus reservas, y el área metropolitana de Madrid, donde el Canal de Isabel II abastece a más de cinco millones de personas.

Campaña en Madrid

Este organismo público destinará 200 millones de pesetas a una campaña de publicidad para persuadir a los usuarios a que reduzcan el consumo, que en los últimos tres años ha crecido un 10,5%.

El gerente del Canal, Arturo Canalda, asegura que la campaña no está vinculada a la sequía (sus reservas están al 51%, cuando el año pasado superaban el 82%), pero reconoce que en condiciones normales no la efectuarían. El canal bombea agua desde el Alberche y engrasa la maquinaria de los pozos previstos para la sequía para tirar de ellos en cualquier momento. Fuentes del Ministerio de Medio Ambiente afirman que este año se reducirá el agua trasvasada a Murcia y Alicante.

Para el grupo de Física del Clima de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid), integrado por Emilia Sánchez, María José Ortiz y Antonio Ruiz de Elvira, la temporada húmeda se acabó en 1999. Desde entonces la disminución de lluvia se ha intensificado, 'haciendo probable que continúe hasta 2005, según los análisis estadísticos de precipitación recogidos desde 1904 en 15 estaciones'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de febrero de 2002.

Lo más visto en...

Top 50