Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sondeo del PSC refleja que el 30% de los policías quiere ser 'mosso'

Sólo el 5% del cuerpo está informado de cómo le afectará el despliegue

El 30% de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que hay en Cataluña desea incorporarse a los Mossos d'Esquadra si se les mantiene la categoría y el sueldo. De estos agentes, el 86% está dispuesto a realizar cursos para aprender o perfeccionar el catalán si fuera necesario y dos de cada tres dicen que tampoco les importaría someterse a un curso previo para conocer el cuerpo. Éste es el primer sondeo de este tipo que se realiza y ha sido impulsado por los responsables de Interior del gobierno alternativo de Pasqual Margall.

La encuesta ha sido realizada a 698 policías de toda Cataluña y en su confección ha colaborado el Sindicato Unificado de Policía (SUP), la organización con más implantación entre los agentes. La muestra de los encuestados refleja las características de los agentes que hoy trabajan en Cataluña, ya que el grupo mayoritario de los que han respondido al sondeo (37,5%) hace menos de cinco años que ocupa este destino.

Uno de los datos más reveladores de la encuesta es la falta de información que tienen los agentes sobre cómo les puede afectar a su futuro profesional la sustitución de un cuerpo por otro. El 95% afirma que no dispone de toda la información deseable sobre el despliegue de los Mossos d'Esquadra, aunque, curiosamente, el 30% asegura que quisiera integrarse en la policía autonómica si se le mantiene el sueldo y la categoría profesional. Los Mossos son el cuerpo policial mejor pagado de los que operan en Cataluña, salvo la policía local de alguna ciudad.

No es cuestión de eficacia

La mitad de los encuestados está de acuerdo en que se realice el traspaso de competencias de una policía a otra, aunque 9 de cada 10 afirman sin reparos que eso no mejorará la eficacia policial. El 60% considera que ese proceso de sustitución -que se inició en 1994 y que no concluirá hasta 2010, cuando los Mossos se desplieguen en la provincia de Tarragona- debería hacerse más deprisa, reclamación constante del PSC.

Hasta ahora, los únicos agentes procedentes de otro cuerpo que se han integrado en los Mossos d'Esquadra son un cupo de guardias civiles destinados en Tráfico. El Ministerio del Interior y la Generalitat prefieren que no se repita esa experiencia con el Cuerpo Nacional de Policía y no haya trasvase de agentes de un cuerpo a otro.

Al ministerio no le interesa que un agente al que ha formado y pagado durante años acabe en otra policía, y la Generalitat siempre ha insistido en que el despliegue policial no consiste en sustituir un uniforme por otro, sino en imponer una nueva manera de ser policía.

Otra cosa sería que se produjera un cambio de mayorías parlamentarias en Madrid y Barcelona y que se reconsiderasen estas posiciones, porque el PSC defiende que los Mossos d'Esquadra no desaprovechen la experiencia y el capital humano de una parte de agentes del Cuerpo Nacional de Policía y es partidario de que se reserve un cupo mínimo del 15% de cada promoción de la policía autonómica para agentes de otros cuerpos.

En este sentido, el SUP considera que los poderes públicos no pueden 'desoír la incertidumbre de los agentes sobre su futuro profesional', especialmente cuando los Mossos lleguen a Barcelona y su área metropolitana. Un portavoz del sindicato aseguró ayer que los agentes esperan con 'ilusión e impaciencia' que se produzca este cambio porque opinan, a diferencia de muchos encuestados, que puede mejorarse el trabajo actual que realiza la policía en su conjunto. El SUP también cree que los agentes de la policía tienen unos conocimientos 'de los que la sociedad catalana no se puede permitir el lujo de prescindir'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de febrero de 2002