Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESPACIO | Proyectos

La NASA planea gastar menos en la Estación Espacial y más en ciencia

B ajo el nuevo director de la NASA, Sean O´ Keefe, que acaba de tomar el mando en sustitución de Dan Goldin, la agencia espacial estadounidense contempla un presupuesto para el año que viene con una importante reducción en el capítulo de la Estación Espacial Internacional (ISS) y en el programa de transbordadores, mientras que la investigación científica y la exploración planetaria salen beneficiadas.

El presupuesto total para 2003 asciende, en la propuesta oficial, a 15.100 millones de dólares (17.365 millones de euros). Es un aumento de 1,4% respecto a este año, pero contando con una inflación prevista de 2%, supone una reducción. En concreto, para la ISS, cuya gestión y financiacion está siendo evaluada por una comisión, se proponen 1.490 millones de dólares (unos 1.713 millones de euros) en 2003, frente a 1.720 millones de dólares (1.978 millones de euros) en 2002.

'La Administración ha diseñado una línea fiscal para el futuro que pide a la NASA que vigile su forma de funcionar, identifique mejoras posibles en la gestión y la actividad y continúe construyendo sobre sus cimientos fundamentales de ciencia e investigación tecnológica', ha declarado O´ Keefe.

En los gastos planeados para 2003, el programa de vuelos tripulados sufre una reducción de 700 millones de dólares (unos 805 millones de euros), mientras que los programas de investigación tienen un incremento de 797 millones de dólares (unos 916 millones de euros). Por ejemplo, la exploración de Marte recibe un impulso presupuestario ya que se piden 453 millones de dólares para el año próximo frente a los 414 millones de este año (521 y 476 millones de euros respectivamente).

Sin embargo, dos proyectos de exploración planetaria se cancelan: la misión de reconocimiento de Plutón y el cinturón de Kuippe (que había sido seleccionada recientemente), y el satélite orbital de Europa, la luna de Júpiter. Se espera que ambas resurjan en el programa Nueva Frontera que ahora se inicia.

En los planes de la NASA que se plasman en el futuro presupuesto hay una importante novedad: la Iniciativa de Sistemas Nucleares, cuyo objetivo es desarrollar sistemas de propulsión veloces para recorrer los confines del Sistema Solar y para alimentar vehículos de exploración de Marte. En concreto, el área de propulsión eléctrica nuclear recibe en la propuesta presupuestaria 46,5 millones de dólares (unos 53 millones de euros) y la puesta a punto de generadores nucleares para naves espaciales, 79 millones de dólares (91 millones de euros). La NASA emprende estos desarrollos tecnológicos en colaboración con el Departamento de Energía de EE UU, según explicó Edward Weiler, director de ciencia espacial de la NASA.

Motores nucleares

Una de las primeras misiones que se beneficiarán de esta nueva iniciativa sería una futura sonda a Plutón, que, impulsada por motores nucleares eléctricos, podría ponerse en órbita de ese distante planeta, en lugar de sólo pasar cerca de él, y enviar datos de alta resolución, según detalló O´ Keefe en el Foro Internacional 2002 de Tecnologías Espaciales y Aplicaciones, celebrado la semana pasada en Alburquerque (Nuevo México), informa space.com.

Weiler anunció que la iniciativa nuclear pretende también hacer investigación en energía nuclear y propulsión, como reactores de fisión nuclear acoplados a motores iónicos. Se invertirá en nuevas tecnologías como los generadores de radioisótopos Stirling (SRG), que podría utilizarse en misiones robóticas de larga duración en Marte. La idea es aplicar esta tecnología en el vehículo todoterreno grande que la NASA planea para esta década, pero iría al planeta rojo en 2009 en lugar de 2007, como estaba previsto.

Mientras la NASA ajusta el presupuesto para el año próximo, acaba de lanzar al espacio un nuevo satélite científico, el Hessi, que durante dos años tomará datos de las erupciones que se producen en la atmósfera solar. El satélite fue colocado en órbita por un cohete Pegaso el pasado 5 de febrero. Hessi permitirá a los científicos investigar las gigantescas explosiones solares, proporcionando imágenes y filmaciones de la atmósfera de la estrella en rayos X y rayos gamma. Las operaciones científicas del satélite comenzarán dentro de dos semanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de febrero de 2002