_
_
_
_
Inversión | CONSULTORIO
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Planes de pensiones

Varios son los avances y cambios que está sufriendo la regulación de los planes de pensiones en España. Y es que la viabilidad del actual sistema de pensiones es una preocupación constante para todos, dada la pirámide poblacional prevista para un futuro no muy lejano. El número de cotizantes de la Seguridad Social se amplía, pero está siendo sustituido por trabajadores de rentas sustancialmente menores a los que abandonan el mercado laboral, con lo que el fondo de garantía disminuye, al tener que pagar cada año una cuantía mayor de prestaciones.

En la reciente reforma de la Ley de Planes y Fondos de Pensiones se han aprobado varias medidas dirigidas a incentivar el ahorro privado en estos productos de previsión. Al incremento del límite máximo de aportación anual, tanto para planes del sistema individual y asociado como para los de empleo, se unen otras medidas que próximamente se aprobarán con la entrada en vigor del reglamento que desarrollará dicha ley. Así, por ejemplo, se prevén como medidas de estímulo al ahorro en planes de pensiones que, por una parte, se disminuyan las comisiones máximas de gestión y depósito, y por otra, se reduzca el plazo necesario para traspasar los derechos consolidados de un plan de los quince días actuales a cinco.

El Gobierno intenta incentivar el ahorro privado de los españoles en estos productos de previsión social

Con ellas se pretende fomentar la competencia entre entidades financieras en beneficio de los partícipes, que gozarán de unos costes inferiores a los actuales y disfrutarán de mayor flexibilidad en el cambio de sus inversiones. Téngase en cuenta, en este sentido, que no existe restricción al traspaso de derechos entre planes, por lo que un partícipe no sólo puede elegir la gestora que le merezca más confianza, sino optar en cada momento por el plan de pensiones que mejor se adecue a su perfil de riesgo.

Otra novedad la constituye la figura del defensor del partícipe en los planes del sistema individual.

Sebastián Larraza y Amadeo Reynés son, respectivamente, experto en finanzas personales y consejero delegado de AFInet.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_