Muere un detenido en un calabozo de la comisaría de Centro

Amil Mustafá, un inmigrante de 31 años al que agentes del Cuerpo Nacional de Policía habían detenido en la mañana del pasado viernes por orden judicial, falleció ayer en un calabozo de la comisaría de Centro, en la calle de Leganitos. Mustafá, según informaron fuentes policiales y del Samur, falleció a consecuencia de una parada cardiorrespiratoria.

Sobre Amil Mustafá pesaba una orden de busca y captura del Juzgado de Instrucción número 23 de Madrid, que se hizo efectiva el viernes por la mañana en la calle del Desengaño, en el distrito de Centro, si bien la policía no precisó las causas por las que el detenido estaba reclamado.

Mustafá ingresó en un calabozo junto a otros tres individuos y cumplió con normalidad los trámites del arresto, incluida su declaración ante los agentes. En ningún momento, según fuentes policiales, se le notó que estuviera indispuesto.

Los agentes hallaron el cadáver del detenido pasada la medianoche, justo cuando iban a ponerlo a disposición judicial. Al hallar el cuerpo, los agentes avisaron a una ambulancia del Samur-Protección Civil, pero los facultativos sólo pudieron certificar su muerte. Ayer se le realizó la autopsia y sus resultados fueron entregados al juez de guardia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción