Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:2002, EL AÑO DEL TURISMO ECOLÓGICO

En compañía de la naturaleza

La idea de que para ser un buen ecoturista hay que sudar y acabar con agujetas ha sido felizmente desbancada por la variedad de la oferta y el hecho de que son ya 50 millones los turistas que se mueven anualmente por el mundo en busca de la naturaleza. Dos décadas han bastado para que el ecoturismo se reafirme como una de las alternativas turísticas que mejor ha captado la idea del desarrollo sostenible. De la mano del denominado turismo rural, este tipo de vacaciones ha crecido en países desarrollados como España entre un 30% y un 50% en los últimos años, mientras que el turismo clásico de sol y playa lo ha hecho poco más del 4% anual. Aunque con connotaciones claramente diferenciadoras, el turismo rural ha sido el verdadero despertador de la sensibilidad hacia la vida silvestre y las culturas tradicionales del viajero convencional.

Reconocida la importancia de esta fórmula vacacional, Naciones Unidas ha designado 2002 como Año Internacional del Ecoturismo. A lo largo de estos 12 meses, diferentes organismos internacionales, Gobiernos y empresas del sector privado se sumarán en la coordinación de iniciativas y actividades que fomenten y refuercen este tipo de ocio respetuoso y conservacionista en todo el mundo. La cita más destacada será la Cumbre Mundial del Ecoturismo, que la Organización Mundial del Turismo (OMT), organismo de Naciones Unidas, celebrará los días 19 a 22 de mayo en Quebec. Para algunos países en vías de desarrollo el ecoturismo se ha convertido en una fuente de riqueza de incalculable valor y perspectivas de futuro muy halagüeñas. Durante Fitur -del 30 de enero al 3 de febrero- se expondrá en Madrid buena parte de la oferta ecoturista que en estos momentos se puede realizar, y el viernes 1 de febrero la OMT celebrará en este marco una conferencia dedicada al tema.

La juventud de esta novísima fórmula para viajar y conocer otros países y culturas genera problemas de definición del término ecoturismo. Aun así, todos parecen de acuerdo en que se trata de un turismo basado en la naturaleza y las culturas tradicionales que perviven en ella, en el que la observación e interpretación de las mismas son la motivación del turista, contribuyendo a la vez a su conservación y recuperación. A esta escueta, pero clara idea de lo que debe ser el ecoturismo se le pueden añadir otros elementos indispensables, como la protección de la diversidad biológica, la educación ambiental, el respeto a la integridad cultural, la reducción de impactos negativos sobre el entorno natural y la participación de las comunidades locales en los proyectos.

El número de actividades realizadas en este tipo de viajes crece sin parar, y entre las más destacadas se encuentra la observación de aves y mamíferos salvajes, los safaris fotográficos, la observación de cetáceos, los recorridos por las selvas tropicales y el buceo. Lo que comenzó hace años con la denominación de turismo verde ha terminado por redenominarse ecoturismo, seguramente debido a que en el saco verde se ha metido indiscriminadamente toda la oferta turística que se desarrolla en el ámbito rural (deportes de naturaleza, aventura, granjas escuela, montañismo...). Pero no todo lo eco es ecológico, de la misma manera que no todo lo que se predica como ecoturismo cumple los requisitos mínimos para merecer el apelativo. Las invitaciones que recibe el turista se abren en un extenso abanico de posibilidades, que pueden ir desde un sosegado paseo por el interior de un parque nacional hasta poder coronar el Kilimanjaro tras varios días de caminata, recorrer por encima las copas arbóreas de la selva tropical por una pasarela, salir de noche en todoterreno en busca de los grandes cazadores de la sabana, realizar excursiones en elefante para intentar acercarse a alguno de los últimos tigres asiáticos o identificar aves acuáticas en un humedal del interior castellano.

Los orígenes de lo que en la actualidad se llama ecoturismo no son demasiado precisos. Quizá los naturalistas que recorrieron el mundo a partir del siglo XVII ya se puedan considerar como los primeros ecoturistas. Pero lo que sí es indudable es que fue la creación de los primeros parques nacionales (Yellowstone, en Estados Unidos, 1872) la que marcó el inicio de esta forma de viaje. En España, la declaración en 1918 de los parques nacionales de la Montaña de Covadonga, en los Picos de Europa, y del Valle de Ordesa, en los Pirineos, dispararon el interés por los enclaves naturales.

Existe una parcela en este mundo viajero que se implica aún más en los proyectos conservacionistas, el denominado ecovoluntariado: diferentes trabajos de campo enfocados a la recuperación, estudio y protección de especies de fauna y flora amenazadas se surten de voluntarios, que con su aportación económica financian parte del proyecto, además de trabajar en él durante un tiempo determinado. Por ejemplo, se pueden pasar unas vacaciones rescatando rinocerontes blancos en la reserva Mkhaya, Suazilandia, o contribuyendo a la recuperación de las poblaciones de gibones, macacos y osos en la reserva natural de Krabook Koo, Tailandia.

EN ESPAÑA Y ALREDEDOR DEL MUNDO

EL ECOTURISMO todavía no está muy implantado en España, aunque existen programas muy atractivos. El turismo rural se hace partícipe de las propuestas, y muchas casas rurales situadas en parajes naturales convidan a excursiones para el estudio y disfrute de fauna y flora. Algunos grupos ecologistas han encontrado en esta fórmula una buena manera de financiación de sus proyectos. Así, la Sociedad Española de Ornitología, Greenpeace, Ciconia y Adenex proponen excursiones desde un día hasta semanas completas. Fuera de España son muchas las opciones. El continente africano -con Kenia como uno de los pioneros en el turismo de naturaleza- posee una amplia gama de opciones en Suráfrica, Namibia, Guinea Ecuatorial, Botsuana, Tanzania o Zimbabue. Las propuestas americanas son hoy las más solicitadas por los viajeros españoles, y Costa Rica, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Perú, Estados Unidos y Canadá se alzan como los destinos de mayor afluencia. Asia y Oceanía despiertan poco a poco a la demanda de lugares exóticos con destinos en Australia, Vietnam, Malaisia, Nepal, Tailandia o la India, y posibilidades de futuro muy interesantes. El continente helado, la Antártida, feudo exclusivo de científicos hasta hace unos años, ha sido el último en subirse al carro de las vacaciones ecológicas.

DATOS PRÁCTICOS

EXISTEN numerosas organizaciones y agencias volcadas en propuestas de ecoturismo. Las oficinas de Turismo también son una buena fuente de información. En www.towd.com se encuentran sus teléfonos y webs. Agencias de viajes - Años Luz (www.aluz.com). San Bernardo, 97-99. Madrid (914 45 11 45), y Ronda de Sant Pere, 26. Barcelona (933 10 18 28). Amplia oferta en ecoturismo y ecovoluntariado en España y en el extranjero. - Oryx (934 18 55 11 y www.weboryx.com). Bigai, 11. Barcelona. Excursiones de fin de semana por parques naturales de Cataluña y el Pirineo aragonés y navarro, guiadas por expertos. También viajes de 15 días al parque nacional de Monte Alen, en Guinea Ecuatorial, en busca del gorila de costa. Organizaciones - SEO/BirdLife (914 34 09 10 y www.seo.org). Melquiades Biencinto, 34. Madrid. La Sociedad Española de Ornitología. Salidas naturalistas para la observación de aves en España. - Greenpeace (914 44 14 00 y www.greenpeace.es). San Bernardo, 107. Madrid. Cada verano, la organización prepara salidas con voluntarios por el Mediterráneo para el avistamiento y estudio de cetáceos. - Asociación de Ecoturismo y Cooperación Afroamericana (913 20 00 91). Esta ONG de desarrollo y etnoecoturismo ofrece estancias en una reserva natural de México para ayudar a conservar la naturaleza y en apoyo a los indígenas de la región. - Fundación Codespa (917 44 42 40 y www.codespa.org) desarrolla un proyecto de ecoturismo en los Andes tropicales de Venezuela con varias rutas organizadas, entre ellas la expedición Gran Sabana-Amazonas de 5 días y una expedición ecoturista de 11 días que se puede contratar a trevés de Viajes El Corte Inglés. - Ecovolunteer Program (0031 74 250 82 50 y www.ecovolunteer.org). Meyersweg, 29. Ax Hengelo (Holanda). Programa de ecovoluntariado, que dispone de información sobre unos 30 proyectos de conservación y protección en Europa, Asia, África y América, que reciben viajeros. El ecoturismo en la 'web'... - TurismoAventura.com (www.turismoaventura.com) es el primer directorio temático en español de turismo alternativo, de aventura y ecoturismo que rueda por Internet. Facilita un montón de páginas web de asociaciones, empresas y agencias dedicadas a este tipo de viajes naturalistas en todo el mundo. - Natuweb.com (www.natuweb.com) es un portal especializado en temas de naturaleza y turismo rural, que ofrece todo tipo de actividades y estancias en torno al turismo verde. Más información - La guía del ecoturismo, o cómo conservar la naturaleza a través del turismo. Mónica Pérez de las Heras. Mundi-prensa, 1999. 21,03 euros. - OMT (915 67 81 00 y www.world-tourism.org). La web de la Organización Mundial del Turismo informa sobre las claves y actividades del Año Internacional del Ecoturismo. - En www.gtz.de/tourismus/ programm.htm se encuentran referencias y propuestas de mayoristas y organizaciones de 19 países que participaron en la reciente feria de ecoturismo celebrada en Hannover (del 18 al 20 de enero). Fitur - Fitur 2002 (www.fituronline.com y 917 22 50 00), en el recinto ferial Juan Carlos I de Madrid, del 30 de enero al 3 de febrero. Días de acceso al público general: 2 y 3 de febrero, de 10.00 a 20.00 horas. Precio de entrada para público general: 6 euros. Metro: línea 8, estación Campo de las Naciones. Línea de autobús: 122.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de enero de 2002

Más información