Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PATRIOTISMO CONSTITUCIONAL Y SOCIEDAD DEL PLENO EMPLEO

El PP recalca la unidad de España y confía en el liberalismo clásico

La ponencia sobre Patriotismo constitucional, un lema que el PP encajó para dar lustre a su XIV Congreso y que el PSOE considera un plagio de la doctrina defendida por su secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, apenas desencadenó el debate entre los compromisarios. A este debate se apuntaron 1.000 compromisarios, con un orden del día de 438 enmiendas que no encerraban ninguna polémica ni desacuerdo. Los populares aprovecharon el texto, defendido por el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Piqué, y la dirigente del PP vasco, María San Gil, para reafirmar la unidad de la nación española, en contraposición con las reivindicaciones permanentes del nacionalismo vasco.

"La Constitución y los Estatutos de Autonomía no deben ser reformados"

Piqué y San Gil aceptaron para ello un párrafo propuesto por el secretario general del Grupo Parlamentario Popular y ponente constitucional con la UCD, Gabriel Cisneros, que se añade al epígrafe 17 que define el patriotismo constitucional. El texto inicial decía: "Nuestro patriotismo constitucional encierra el orgullo racional y crítico por haber superado siglo y medio de enfrentamientos civiles, por haber resuelto gran parte de nuestros problemas e insuficiencias históricas, por haber establecido un régimen democrático genuino y estable...". Y a este párrafo se añadió el propuesto por Cisneros, que señala: "Articulado sobre el reconocimiento de los derechos y libertades individuales, la unidad de la nación española y el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones y la solidaridad entre todas ellas".

Los ponentes aceptaron también otra enmienda del diputado navarro Jaime Ignacio del Burgo que coloca a la comunidad de Navarra como un modelo de patriotismo constitucional y en la que reclama una mayor diferenciación respecto a su comunidad hermana, el País Vasco. La enmienda venía a reforzar un criterio contrario al defendido por el PNV.

Piqué y San Gil defendieron la vigencia "con orgullo de los valores y méritos de la Constitución y los Estatutos de Autonomía, que", dijeron, " no deben ser reformados".

La ponencia La sociedad del pleno empleo y de las oportunidades, redactada por José Manuel Soria, alcalde de Las Palmas, y Elvira Rodríguez, secretaria de Estado de Presupuestos, pasó sin apenas retoques el trámite de la comisión. En ella se aboga por nuevas reformas estructurales para liberalizar la economía española y se mantiene intacta la confianza en que España alcanzará el pleno empleo en esta década.

Ésta ha sido la ponencia que ha provocado menor expectación en el 14º Congreso del PP: fue seguida por 500 compromisarios y únicamente recibió 228 enmiendas. Poco antes de la reunión de la comisión, Soria explicó que los ponentes habían aceptado la gran mayoría de las enmiendas presentadas y que únicamente habían rechazado las relacionadas con políticas territoriales concretas. Tras las incorporaciones, subrayó, la ponencia recoge más propuestas "para la integración de los discapacitados, de protección social de los excluidos y de apoyo a la familia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de enero de 2002