Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álava rompe la tendencia a la baja general con un 36% más de víctimas en la carretera

Tres carreteras concentran el 30% de los accidentes mortales en Euskadi

Un total de 52 personas dejaron la vida en las carreteras alavesas durante 2001, un 36% más que el año anterior, que registró 38 víctimas mortales. Se trata del dato más alarmante del balance que ofreció ayer el director de Tráfico del Gobierno vasco, Jesús Arana, y que frustra la tendencia decreciente, ya que en Vizcaya el número de víctimas mortales descendió un 6% (59 frente a 66), y en Guipúzcoa un 10% (38 frente a 52). En total, el pasado año 167 personas fallecieron en las carreteras vascas en 150 accidentes, frente a las 164 de 2000, un 1,8% más. Según un estudio de la Dirección de Tráfico, el 80% de las víctimas eran hombres, y la mayoría de los accidentes se produjeron entre las 5 y las 8 de la tarde. Los fines se semana han aumentado los accidentes y los meses con más víctimas son julio y diciembre, mientras febrero es el que menos

La N-1, tanto a su paso por Guipúzcoa como por Álava, es la que más víctimas se cobró. En total fueron 22, frente a las 14 de la N-634 (conocida como la carretera de la costa), con diez fallecidos en Vizcaya y cuatro en Guipúzcoa. En tercer lugar la autopista A-8, la Bilbao-Behobia, es la tercera más peligrosa, según el número de víctimas, con 13. En estas tres vías se concentraron el 30% de los siniestros con víctimas mortales de 2001.

La distracción, el cansancio del conductor, y el exceso de velocidad continúan destacando como las principales causas de la mayoría de los siniestros, según un estudio realizado por la Dirección de Tráfico sobre los accidentes mortales desde 1993 hasta 2000.

El director de Tráfico Jesús Arana dijo ayer que el espectacular crecimiento de las víctimas mortales en Álava no tiene una explicación concreta y lo atribuyó a un año malo, que es más espectacular porque tradicionalmente los datos de Álava eran bajos. En su opinión, las causas son las mismas que concurren en todos los accidentes y que analiza el estudio de la última década. Sin embargo, el repunte de Álava ha cambiado la tendencia bajista de los últimos años.

Por este motivo, el director de Tráfico se mostró partidario de seguir actuando con campañas educativas y publicitarias en lo que ha denominado 'el factor humano', con el objetivo de intentar reducir los siniestros. Arana adelantó que su departamento va a profundizar en la educación vial entre los niños, en el desarrollo de campañas de sensibilización en los medios de comunicación y con más refuerzo de los controles de policía en carretera.

Según los datos de Tráfico, siete de cada diez fallecidos son hombres y sólo tres mujeres; uno de cada cuatro tiene menos de 25 años; el 67% son conductores, el 19% ocupantes y el 14% restante peatones; y más del 90% son nacidos en Euskadi y los demás en el resto de España, aunque un 5% son franceses o portugueses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de enero de 2002