Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un postor invisible para el Sampdoria

Un grupo con capital saudí, del que se desconocen los dueños, se hace con el club

La salida a Bolsa de un buen número de clubes de fútbol italianos ha atraído a los inversores de cualquier nacionalidad. Si el Juventus está participado por una sociedad estatal libia por el capricho personal de un hijo de Gaddafi, el Sampdoria, uno de los históricos del calcio, aunque actualmente milite en la Segunda División, ha sido vendido a un grupo empresarial con capital saudí, italiano y británico. Este grupo controlará el 94% de las acciones.

Los movimientos opacos de capital parece que se están convirtiendo en algo usual en el fútbol italiano. La operación de compra del Sampdoria es una maraña de sociedades interpuestas, en la que los verdaderos nuevos propietarios quedan en un segundo plano, desconociéndose aún incluso sus nombres.

La familia Mantovani, propietaria de la entidad desde hace 23 años, acordó ayer la venta de sus acciones de manera oficial. 'Está hecho', confirmó Enrico Mantovani, quien sustituyó a su padre, Paolo, como presidente cuando este falleció en 1994. La cara del consorcio comprador la puso Ricardo Garrone, consejero delegado de la empresa petrolera ERG. Garrone no se extendió en demasiadas explicaciones sobre el nuevo grupo inversor, pero declaró que el Sampdoria pasaría a formar parte del grupo empresarial Ara Fiduciaria, S.A. Esta empresa controlará al equipo de manera transitoria. El Sampdoria pasará, en breve, a formar parte de una sociedad luxemburguesa, de la que apenas se tienen referencias de quienes son sus socios mayoritarios.

La primera medida que adoptarán los nuevos propietarios será la de nombrar como nuevo director técnico del club a Beppe Dossena, ex jugador internacional del equipo genovés.

El Sampdoria, que ganó la Liga italiana en 1991 y la Copa en 1994, descendió de categoría hace dos temporadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de enero de 2002