_
_
_
_

Un juez investigará la actuación de la policía en Canarias durante la protesta universitaria

El Juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas ha admitido a trámite la querella criminal presentada por dos estudiantes de la Universidad de Las Palmas que aseguran haber sido torturados en comisaría, tras las detenciones del pasado 7 de noviembre.

Unos 8.000 estudiantes protestaban ese día contra la Ley Orgánica de Universidades (LOU). La manifestación cortó el tráfico en la avenida Marítima, la principal arteria de la capital. Decenas de agentes de la Policía Nacional cargaron contra los alumnos, mientras éstos respondían quemando contenedores, papeleras y lanzando piedras contra los cristales de la Jefatura Superior de la Policía. Dos de los tres estudiantes detenidos denunciaron empujones y golpes en la cara por parte de un agente, además de los golpes recibidos durante la carga.

Aunque el delegado del Gobierno, Antonio López, no quiso ayer hacer declaraciones, en su momento dijo que la carga policial fue 'proporcionada' al colapso de tráfico generado en la capital, después de que los manifestantes desoyeran 'por tres veces' las recomendaciones de deponer su actitud.

El rector de la Universidad, Manuel Lobo, manifestó a este periódico que la admisión a trámite de la querella supone 'el funcionamiento de la protección de las garantías ciudadanas en un estado de Derecho' si éstos creen que han sido vulneradas y recordó que el claustro ya había criticado el 'exceso de celo' en la actuación policial.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_