Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IBM abandona la fabricación de PC para reducir costes

IBM ha dejado de fabricar ordenadores personales. La compañía que inventó el PC (siglas de personal computer, ordenador personal) hace 21 años ha decidido exteriorizar parte de su producción de ordenadores cediendo la fabricación de sus PC de sobremesa a la compañía Sanmina SCI. El acuerdo, que tiene un valor de 5.000 millones de dólares (unos 5.600 millones de euros) y tres años de duración, afecta a las plantas que IBM poseía en Estados Unidos (Carolina del Norte) y Europa (Greenock, Escocia). IBM ha asegurado que los 890 trabajadores de estas dos fábricas (800 en Estados Unidos y el resto en Europa) pasarán automáticamente a formar parte de la plantilla de Sanmina-SCI.

IBM quiere recortar costes en un mercado cada vez más duro y competitivo. Aunque la compañía no ha concretado cuánto dinero se ahorrará con esta decisión, fuentes de la multinacional en España la califican de 'significativa', y destacan que la empresa seguirá diseñando y comercializando estos PC y fabricando otro tipo de ordenadores, como los portátiles. El 15% de los ingresos de IBM (12.000 millones de dólares al año, o 13.400 millones de euros) proceden de la división de PC, que, sin embargo, pierde dinero (136 millones de dólares hasta septiembre).

Mercado cíclico

El mercado de los ordenadores personales es uno de los más competitivos del mundo. Desde que IBM presentó su primer PC, cientos de fabricantes han construido sus propios ordenadores personales, y el gigante azul -el apodo con el que se conoce a IBM en el sector- ha perdido progresivamente cuota de mercado, hasta el cuarto puesto mundial que ocupa ahora -en España, y según los datos de la consultora IDC, IBM no se encuentra entre los cinco primeros.

Se trata de un negocio muy cíclico al que le afectan especialmente las crisis económicas y las caídas en el consumo, y en el que hay que innovar cada año: los usuarios cambian de ordenador, como media, cada 24 meses. Por eso, la lista de los principales fabricantes de ordenadores cambia cada trimestre. De las diez primeras compañías que encabezaban la lista de 1990 sólo sobreviven tres (IBM, Fujitsu y Compaq). El primer fabricante de ordenadores del mundo es ahora Dell, una compañía que vende sus ordenadores de manera directa -es decir, no los comercializa en las tiendas, sino por teléfono o por Internet-, lo que le ha permitido reducir al mínimo sus inventarios y bajar drásticamente los precios (más de un 40% el año pasado), hiriendo gravemente a sus competidores. Hasta septiembre, los ventas de ordenadores de IBM han descendido un 16%, aunque es una cifra acorde con la situación del sector -en España, las ventas de PC cayeron un 25% en los primeros nueve meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de enero de 2002