Las inversiones del Fòrum suman 1.739 millones de euros

La iniciativa privada aportará más de una tercera parte del total

La nave del Fòrum navega a buen ritmo. Las inversiones en marcha o garantizadas superan los 1.739 millones de euros (más de 289.000 millones de pesetas) y buena parte de las obras tienen las excavadoras en los solares correspondientes. Éste fue el mensaje dado en las jornadas sobre el frente litoral de la zona del Besòs celebradas ayer en Barcelona. Un tercio de la inversión prevista corresponde a la iniciativa privada.

El 10% del territorio de la ciudad de Barcelona tiene en estos momentos proyectos en marcha, pero la parte más importante se concentra en la zona norte de la ciudad. Barcelona ha tendido a crecer hacia el sur y hacia Poniente, y el equipo de Gobierno está decidido a echar el resto para equilibrar el desarrollo de la ciudad. Lo dijo ayer el primer teniente de alcalde, Xavier Casas, y le siguió con cifras el consejero delegado de la empresa pública municipal Infraestructuras 2004, Jaume Castellví, que dio las magnitudes al respecto.

Las obras relacionadas con el Fòrum afectan a un tramo de tres kilómetros de costa y, tomando exclusivamente la zona más inmediata al recinto (desde la Mar Bella hasta la desembocadura del Besòs, ya en Sant Adrià), tienen una extensión total de 180 hectáreas, a las que hay que añadir las 21 del barrio de La Mina y las 25 del barrio de La Catalana, donde se piensa actuar para realizar mejoras urbanísticas y también para fomentar la integración de ambos en el conjunto de la ciudad.

Nueva vivienda

Sólo en esta zona están previstas obras ya aprobadas y otras en ejecución que suponen 150.000 metros cuadrados de vivienda nueva, 95.000 metros cuadrados de oficinas, 100.000 metros cuadrados de ocupación hotelera, 30.000 metros cuadrados de centros comerciales, 60.000 metros cuadrados de equipamientos universitarios y 65.000 metros cuadrados del centro de convenciones. Hay que añadir otros 15.000 metros cuadrados destinados a un centro geriátrico.

Todas estas obras suponen inversiones, ya comprometidas y algunas iniciadas, insistió Castellví, que suman 1.739 millones de euros. De ellos, 640 millones los aporta el sector privado, 634 millones proceden de administraciones locales, las inversiones en universidad suman 72 millones de euros y las procedentes del Gobierno central, directamente o a través de fondos europeos, ascienden a 150 millones. El Gobierno catalán aporta 241 millones más.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Además de los edificios citados, se construirá una depuradora de segundo ciclo, una central térmica de ciclo combinado, las plataformas del nuevo zoo y un puerto deportivo, y se soterrarán las líneas que actualmente se hallan en el lecho del Besòs, además de construirse viales, plazas y nuevos modos de transporte.

Casas destacó ayer la celeridad con la que se están realizando las obras y recordó que los consorcios del Besòs y La Mina, así como los acuerdos de actuación en la zona, son mucho más recientes que el pacto del delta del Llobregat, cuyas obras (ampliación de puerto y del aeropuerto) siguen, en buena parte, sin acabar de arrancar.

Xavier Casas subrayó la voluntad de entretejer la ciudad que crece en esta nueva zona, donde se edificarán 2.500 viviendas. En este sentido, puso de relieve el papel de los nuevos equipamientos, como el que se destinará a geriátrico.

Barcelona construirá el geriátrico en los terrenos colindantes del Fòrum de les Cultures 2004. Tendrá entre 250 y 300 plazas, y estará terminado antes de que se celebre el encuentro ya que el Ayuntamiento tiene previsto utilizarlo para albergar a algunos de los invitados. Será una especie de repetición de la Villa Olímpica que acogió a los atletas. Otros invitados podrían alojarse en un barco que anclaría en el nuevo puerto de Sant Adrià de Besòs.

El nuevo geriátrico, que ocupará los terrenos cedidos por Transportes Metropolitanos de Barcelona, tendrá un techo de unos 15.000 metros cuadrados y entre 250 y 300 plazas. Una vez utilizado para albergar a algunos de los invitados (músicos, artistas, conferenciantes, etcétera) que participen en el Fòrum 2004, el equipamiento será entregado al distrito para que cumpla su destino inicial. 'Será un centro geriátrico; en términos formales, un equipamiento sociosanitario', dijo el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Casas. El coste definitivo de la obra no se ha concretado, aunque se situará en torno a 900 euros (unas 150.000 pesetas) por metro cuadrado. El Ayuntamiento realizará una aportación por su uso durante el acontecimiento multicultural.

Pero ésta no es la única solución prevista para los invitados al Fòrum de les Cultures. El Ayuntamiento de Barcelona ha previsto, además del uso de hoteles, otras dos posibilidades para las personas que, por diversos motivos, no puedan ser alojadas en establecimientos públicos.

Una es un barco. El Ayuntamiento ha estado durante mucho tiempo acariciando la idea de fondear en el puerto barcelonés barcos que cumplieran una función hotelera, práctica que ya se aplicó durante los Juegos Olímpicos. La solución final será menos ambiciosa, explicó ayer Xavier Casas, porque se ha abandonado la idea de una gran nave atracada con carácter fijo que sería casi un edificio flotante, y se ha optado por un buque mucho más modesto, con capacidad para albergar a entre 200 y 300 personas.

Barco itinerante

Este barco podría ser itinerante y anclarse en un puerto u otro del Mediterráneo aprovechando las celebraciones de las diversas localidades. Durante el periodo del Fòrum, el barco podría estar fondeado en el puerto de Barcelona, y también mucho más cerca del espacio de encuentro: en el nuevo puerto de Sant Adrià de Besòs, explicó Casas.

La última posibilidad es aprovechar los edificios del campus universitario que se construirán en aquella zona, de los que ya está prevista y aprobada la Escuela de Ingeniería de la Universidad Politécnica de Cataluña. No obstante, matizó el primer teniente de alcalde de Barcelona, esta solución es la menos atractiva por los gastos que supone adaptar como espacios de acogida temporal unos edificios concebidos y proyectados para la actividad docente.

De aplicarse todas las soluciones, incluida la utilización de los centros universitarios, la capacidad de alojamiento rondaría las 2.000 plazas.

En cualquier caso, el Ayuntamiento prevé emplear el conjunto de las residencias universitarias de Barcelona para alojar a parte de los asistentes al acontecimiento, explicó Casas. Éstas serían utilizadas durante los periodos en que no las ocupan los estudiantes.

El conjunto de la actuación en el norte de Barcelona suma 180 hectáreas en la zonà del Fòrum, pero tiene una extensión global de 600 hectáreas si se tiene en cuenta también que se prolonga hasta el nudo de la Trinitar, por el lecho del Besòs, y hasta Glòries y la Ciutadella. Además, en un sentido estricto afecta a Barcelona y Sant Adrià, pero alguno de los nuevos sistemas de transporte llega también a Badalona y Santa Coloma.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS