Las víctimas del terrorismo han recibido 42.245 millones en ayudas desde la tregua

El Ministerio del Interior ha tenido que desembolsar desde el final de la tregua de ETA un total de 42.245 millones de pesetas en indemnizaciones y ayudas a las víctimas del terrorismo. El grueso de esta cantidad ha salido del crédito extraordinario de 46.624 millones de pesetas concedido para hacer frente a la ley de Solidaridad con las Víctimas del Terrorismo, aprobada por unanimidad en el Congreso en 1999, según se indica en el balance anual del Ministerio del Interior presentado ayer.

La Subdirección General de Atención al Ciudadano y Asistencia a las Víctimas del Terrorismo había resuelto a 26 de diciembre de este año el 98,50% de las 5.500 solicitudes de ayudas presentadas por las víctimas para acogerse a la ley de Solidaridad. Por esta vía se han abonado 40.326 millones de pesetas, aunque el coste final del programa se estima actualmente en 41.000 millones.

Más información

Este dinero debería haber sido pagado por los autores de los atentados terroristas como indemnizaciones por responsabilidad civil. Pero ante el hecho objetivo de que los etarras condenados jamás pagan ni las multas ni los resarcimientos a sus víctimas, el Estado se hizo cargo de dichos resarcimientos y se subrogó en los derechos para el ejercicio de las correspondientes acciones civiles.

El Ministerio del Interior ha resuelto en total 5.410 expedientes, que finalmente se agruparon en 3.038, ya que, como se explica en el balance, 'en muchos casos varias solicitudes se agrupan en un único expediente, según los posibles beneficiarios, y especialmente en los casos de fallecimiento'.

Corona de Aragón

Dentro de este apartado de indemnizaciones están incluidas las 62 solicitudes estimadas por el incendio del hotel Corona de Aragón de Zaragoza, ocurrido el 12 de julio de 1979, por las que se han pagado ya 1.391 millones de pesetas. No obstante, según algunos de los afectados, se han rechazado numerosas solicitudes de indemnización por aquel hecho, jamás considerado atentado terrorista por haber sido presentadas con defectos de fecha.

Además, Interior ha abonado 1.441 millones de pesetas a las víctimas dentro del capítulo de ayudas ordinarias, que se suman a los 518 millones pagados durante el año pasado. Hasta el pasado 26 de diciembre se habían pagado 365 millones por daños personales (muerte y lesiones), otros 900 por daños materiales y casi siete millones en ayudas psicológicas.

Los grandes destrozos provocados por los coches bomba colocado por la organización terrorista ETA -especialmente los que explotaron en las localidades de Roses (Girona), Gandia (Valencia), Logroño (La Rioja), Torrevieja (Alicante) y los varios que estallaron en Madrid- obligaron al desembolso de 847 millones para reparar casas y locales comerciales y otros 17 millones para indemnizar por los coches incendiados en los atentados.

De esta forma, los atentados terroristas cometidos desde 1996 han costado al Estado en concepto de indemnizaciones más de 44.000 millones de pesetas, sin contar los daños ocasionados en edificios públicos.

La Subdirección General de Atención al Ciudadano y Asistencia a las Víctimas del Terrorismo subraya en el balance que su personal ha visitado 'a todos y cada uno de los afectados, no sólo por fallecimientos sino también a los heridos y lesionados'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción