Rivas expedienta a dos policías por hurtar gasolina al Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Rivas ha expedientado a dos policías municipales por rellenar de gasolina el coche particular de uno de ellos y pasar luego la factura al Ayuntamiento. Los hechos ocurrieron el pasado 11 de diciembre. Uno de los agentes, en uniforme de servicio, repostó 65 litros de gasolina en el coche particular de un compañero. Después, en lugar de abonar el importe, rellenó un vale municipal para que fuese el Ayuntamiento quien abonase el importe de la gasolina. En la casilla destinada a la matrícula, indicó la de un coche patrulla municipal.

Pero el acto fue descubierto 'al comprobar que un mismo coche patrulla había repostado dos veces en el mismo día sin efectuar una ruta extremadamente grande', explicó Alfredo Pelegrín, concejal de Seguridad de Rivas.

El Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid ha decidido expedientar al agente que sirvió la gasolina y al propietario del vehículo que fue repostado. Fuentes municipales aseguran que los agentes han podido incurrir en una falta de 'hurto a una propiedad municipal'. Pelegrín matizó la 'gravedad' de la falta, 'más aún tratándose de policías municipales'. El concejal aseguró que la semana próxima se conocerá la sanción a los agentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de diciembre de 2001.

Se adhiere a los criterios de