Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid advierte de que su red de acogida no tiene plazas para irregulares de las islas

La Delegación del Gobierno para la Inmigración se puso en contacto el pasado jueves con la consejera de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid, Pilar Martínez (PP), para pedirle que esa región acoja a una parte de los inmigrantes africanos que se hacinan en diversas dependencias en Canarias. Pero Martínez aseguró ayer que, en estos momentos, la red madrileña de albergues está 'al 95% de su capacidad'. 'Por lo que no podemos dar cabida de forma inmediata a inmigrantes trasladados de otras zonas', ha explicado.

'A primeros de 2002', agregó la consejera madrileña, 'esperamos que haya vacantes y entonces, seguramente, ya podremos colaborar, de forma coordinada, con Canarias. De hecho llevamos tiempo recibiendo inmigrantes de Ceuta y Melilla', añade.

'La ola de frío de estos días y las fiestas navideñas, que atraen a nuestra comunidad a personas de otras zonas que viven de la mendicidad, ha hecho que se llenen todas las plazas de emergencia. Hace días teníamos vacantes en varios campamentos, pero dadas las bajas temperaturas insistimos a los trabajadores sociales para que derivaran a ellos a gente que seguía durmiendo en la calle. Y ya no hay plazas', recalcó. 'Ese 5% de camas que aún tenemos libres no podemos comprometerlo, porque nuestra obligación es atender a las personas sin hogar en Madrid', concluye.

Pilar Martínez sugiere que, para responder a la urgencia de los problemas planteados en Canarias, el Ejecutivo insular 'podría iniciar un programa de alquiler de viviendas para alojar a inmigrantes por un periodo de tres meses'. La Comunidad de Madrid va a poner en marcha en enero un proyecto similar, incluido en su Plan Regional de Inmigración: consiste en la apertura de centros de atención psicosocial y laboral para trabajadores extranjeros, cada uno de ellos con 15 plazas de acogida de emergencia. Antes del 15 de enero abrirán los primeros nueve centros de este tipo, con un total de 135 camas.

En octubre el alcalde de Las Palmas, José Manuel Soria, pagó con fondos de su Concejalía de Asuntos Sociales el traslado en avión a Madrid de 200 africanos sin papeles que pernoctaban a la intemperie en el parque de Santa Catalina. Soria justificó su decisión con el argumento de que 'ni una sola ciudad de España sufría tanta presión' de sin papeles como Las Palmas. Pero el Gobierno canario tachó la medida de 'error' y de 'solución estética'.

La consejera madrileña asegura que, de aquellos inmigrantes llegados a Madrid desde Las Palmas, que ella cifra en 160, 'sólo 60 recurrieron a la red de acogida de la capital y de ellos 30 decidieron irse a Almería a trabajar por jornales de 3.000 pesetas'. 'Los otros 100 llegaron a Barajas y se desplazaron por su cuenta a otros puntos porque no supimos nada de ellos', concluye.

En Madrid hay un millar de camas en albergues para personas sin hogar, la mitad de ellas de órdenes religiosas y el resto, municipales. Existen, asimismo, dos refugios para inmigrantes, con 232 camas, regentados por Cruz Roja, y otras 126 plazas en tres campamentos de prefabricados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de diciembre de 2001