Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PRÍNCIPE FELIPE ANUNCIA SU RUPTURA CON LA MODELO NORUEGA

'Eva y yo hemos decidido acabar nuestra relación personal'

El príncipe Felipe de Borbón, de 33 años, anunció ayer que su 'relación' con Eva Sannum, de 26, ha acabado. 'Por razones estrictamente personales y particulares, cada uno seguirá su camino en la vida', dijo el Príncipe durante una conversación en el palacio de la Zarzuela con un grupo de periodistas. 'La decisión ha sido tomada libremente y de mutuo acuerdo', explicó. De esta manera puso punto final a una relación que nunca alcanzó el carácter de oficial y que ha durado algo más de cuatro años. En el último año los encuentros entre el heredero de la corona española y la modelo noruega han sido frecuentes. En la boda del príncipe Haakon de Noruega fueron fotografiados junto a miembros de las casas reales europeas.

La Casa del Rey convocó ayer a las cinco de la tarde a una docena de periodistas con el pretexto de tomar un café, celebrar la Navidad y comentar la agenda de don Juan Carlos y doña Sofía para el próximo semestre, en el que España presidirá la Unión Europea.

En la cita también se iba a hablar del calendario de trabajo del Príncipe para ese periodo de presidencia española de la UE. Fernando Almansa, jefe de la Casa del Rey, estaba detallando las fechas y los países a visitar por los miembros de la familia real en un pequeño salón del Palacio de La Zarzuela cuando se abrió la puerta y entró don Felipe. 'Hola, me han dicho que estabais aquí tomando un café y he venido a ver si me invitáis a algo', saludó.

Vestido de manera informal, con vaqueros azules, botas de ante, una chaqueta verde de espiga y un jersey de cuello alto, don Felipe se sentó y dejó un vaso de agua en el suelo. Se hizo un silencio, que él rompió con este comentario: 'Quiero comunicaros la decisión que hemos tomado Eva y yo. Por razones estrictamente personales y particulares, cada uno seguirá su camino en la vida. Hemos decidido acabar nuestra relación personal'.

El Príncipe pronunció estas palabras despacio, con gesto serio y con la mirada fija en algún punto de la alfombra. 'La decisión ha sido tomada libremente, de mutuo acuerdo y conjuntamente', añadió. Tras un respiro, explicó: 'Quiero dejar claro que la decisión la hemos tomado con libertad y desde la intimidad. La relación no ha prosperado, y punto'.

Don Felipe hablaba así en público de una relación de algo más de cuatro años que nunca obtuvo el carácter de oficial pero que tampoco fue desmentida por la Casa del Rey en ningún momento. Durante el último año, esta institución repitió una y otra vez: 'Sólo hay lo que se ve'.

'Nunca hubo compromiso'

El Príncipe, durante su conversación con los periodistas, relató que intentó siempre que su relación con Eva Sannum se mantuviera en un nivel de discreción necesario y natural, evitando lo más posible la presión mediática. 'Nunca hubo un compromiso, y no habrá ningún compromiso que anunciar en el futuro', comentó, y precisó que realizaba el anuncio del término de su relación sentimental en un momento de rebrote de las especulaciones y rumores sobre su amistad con la modelo noruega.

Una forma de decir que prefería aclarar la situación a través de su encuentro con los periodistas, evitando cualquier otra vía formal, puesto que este asunto nunca fue un tema oficial.

El Príncipe quiso dejar claro que durante el tiempo que ha durado la relación, y especialmente durante el último año, la pareja había 'recibido el apoyo y la comprensión de las dos familias'.

Don Felipe quiso recalcar que sus padres, los Reyes de España, le han mostrado una gran confianza y han respetado su voluntad para tomar cualquier decisión. 'Siempre he contado en el apoyo de los Reyes, que, como Reyes y como padres, han confiando en mi criterio y en mi decisión', puntualizó. 'En ningún momento se ha planteado una disyuntiva entre razón y corazón, entre el deber y el querer, sino que simplemente la relación no ha prosperado, y punto. No hay más lecturas'. Y añadió: 'Espero que Eva y yo sigamos siempre siendo amigos. Sus cualidades son numerosas y quiero destacar algunas: su fortaleza, su dignidad, sensibilidad, capacidad de superación, sentido de la justicia y determinación por llegar a la excelencia de lo que se propone siempre me ha impresionado. Y no sigo, porque nunca acabaría de hablar'.

Antes de acabar su declaración a los periodistas comunicó un deseo: 'Espero que la dejen un poco tranquila ahora y pueda proseguir sus estudios'.

Don Felipe explicó que antes de hacer estas declaraciones le había advertido a Eva de sus intenciones: 'Ella sabe que estoy comunicando esto, y hablo en nombre de los dos'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de diciembre de 2001