Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FALTAN 18 DÍAS

Gran fiesta para recibir el euro

La capital comunitaria, Bruselas, está lista para festejar la llegada del euro en la noche del 31 de diciembre con un espectáculo musical y pirotécnico cargado, sobre todo, de simbolismo. Y no es para menos, porque esa noche la Unión Europea estará dando un paso histórico en su proceso de integración.

Los europeos vivirán una noche muy especial porque con las doce campanadas se dará el pistoletazo de salida a la puesta en circulación de 56.000 millones de monedas y 15.000 millones de billetes de euros en los once países que integran la moneda única.

Bruselas pretende la noche del 31 de diciembre ser algo más que la capital administrativa de la UE.

El evento que conmemorará la llegada del euro mostrará claramente, según el ministro belga de Finanzas y presidente del Ecofin, Didier Reynders, que ese momento es decisivo en el proceso de creación de 'una verdadera identidad europea'. Tras las doce campanadas, el euro será la moneda común de más de 300 millones de ciudadanos. 'Disfrutaremos de una noche extraordinaria', añadió el comisario europeo de Asuntos Monetarios, Pedro Solbes, 'porque demostrará la capacidad de los europeos para cooperar con entusiasmo y determinación por un objetivo común'.

Los organizadores de la fiesta del euro en Bruselas quieren contar en apenas 20 minutos todo lo que significa el salto, justo antes de que la moneda única sea una realidad física. El espectáculo lúdico va dirigido directamente al ciudadano y pretende con un llamativo acto final de pirotecnia 'iluminar el cielo' de la capital europea para recibir a la moneda única.

La música que ambientará la noche se ha compuesto para la ocasión, e irá acompañada en todo momento de efectos con fuegos artificiales e imágenes. 'Será corto e impactante, sin triunfalismos y con escasa referencia al dinero', aseguraron los organizadores.

Y también, una invitación a viajar por Europa, gracias a una melodía sinfónica que recogerá los temas más populares de todos los países integrantes. Pero, como dijo Pedro Solbes, el proceso de construcción europea no se acabará esa noche, dando a luz a la segunda moneda mundial, porque a partir del 1 de enero de 2002 'deberemos empezar a pensar en otros retos'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de diciembre de 2001